Dos ataques en las últimas horas generaron reclamos por la inacción de las autoridades. Por un lado, el robo de más de 300 placas de bronce del cementerio judío de La Tablada, provincia de Buenos Aires. Por otro, la vandalización de un monumento que homenajea a víctimas del atentado a la AMIA en Plaza Lavalle, en Caba.

“Con enorme consternación y absoluta desazón ante otro reiterado y repudiable ataque, AMIA tomó conocimiento esta mañana del robo de más de 300 placas de bronce de tumbas situadas en el camino principal y otros sectores de la llamada ‘parte vieja’ del cementerio comunitario de Tablada, ubicado en el partido de La Matanza”, difundió la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) mediante un comunicado este domingo.

Reclamó que “a pesar de las numerosas denuncias efectuadas en sede policial, y a pesar de los reiterados e infructuosos reclamos elevados ante las autoridades del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, para que cumplan con su deber de brindar la correspondiente protección, la institución lamenta tener que informar que la falta de atención a las exigencias puestas de manifiesto ha generado, durante este fin de semana, una nueva intromisión de desconocidos con fines de cometer robos y destrozos en el lugar”. La institución agregó que “la repudiable reiteración de robos en el predio afecta y hiere la sensibilidad de los integrantes de la comunidad, cuyos seres queridos descansan en el cementerio, que es –por otro lado- uno de los cementerios judíos más importantes de América”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Esto ocurre a pesar de que dentro del cementerio de Tablada hay un destacamento de la Policía de la provincia de Buenos Aires, “que no le ha dado la correspondiente relevancia a las cuantiosas denuncias efectuadas. Hasta el momento, no sólo no ha respondido adecuadamente en la prevención de los robos, sino que la asignación de su personal es cada vez menor. Hasta donde se ha relevado, el destacamento se encontraba este fin de semana sin efectivos”.

En tanto, en la mañana de este lunes, Memoria Activa difundió que el monumento a las víctimas del atentado a la AMIA de Plaza Lavalle “fue vandalizado y destruido. Denunciamos el abandono y la desidia y exigimos al Gobierno de la Ciudad y a Horacio Rodríguez Larreta su renovación y puesta en valor”.

“La obra era un homenaje a los muertos, y un símbolo de memoria y lucha de quienes, cada lunes y en cada acto aniversario, nos paramos frente al Palacio de la Injusticia, en la Plaza de la Memoria, a hacer oír nuestro reclamo. El abandono del GCBA del monumento es otro elemento (de tantos) de la falta de compromiso del Estado con la causa AMIA, las víctimas y toda la sociedad, cuyo derecho, nuestro derecho, es el mismo que exigimos desde la Plaza de la Memoria hace años: el de verdad y justicia”, expresó Memoria Activa.