Secos y cítricos, amargos y de aperitivo, efervescentes y ligeros, son los tragos que nos gusta beber cuando el calor golpea. Al lado de la pileta, mientras se prepara el asado o en el parador preferido de la playa, estas son las opciones para el verano.

Americano, un trago con descendencia

Para los amigos de los aperitivos, hay dos opciones posibles con origen en Italia: a base de vermut o bitter. Son sencillos y fáciles de preparar.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Americano. 

A pesar del nombre, se trata de un cóctel italiano. Cuentan que al principio se llamó «Milano-Torino», porque sus dos ingredientes principales provienen de esas ciudades. De Milano, el vermut. Y de Torino, el bitter. Durante la prohibición del alcohol en los Estados Unidos (entre 1920 y 1933), muchos estadounidenses viajaron a Europa de vacaciones, en especial a las costas italianas donde disfrutaban a pleno del «Milano-Torino». De ahí el nombre. Y así, el Americano se convirtió más tarde en el padre del Negroni. Aquí la historia se traslada a Florencia, precisamente al Café Casoni, donde el Conde Negroni bebía regularmente su Americano. Un día, junto al barman, pensó en fortalecer el cóctel reemplazando la soda y parte del vermut por gin y así nació el clásico Negroni. 

Un clásico y sus variantes

Para disfrutar del verano al costado de la pileta, entonces, aquí va la receta del Americano y una versión más fresca del Negroni, el Sbagliato (que significa erróneo, incorrecto).

Para hacer el Americano

Coloque hielo en cubos en un vaso corto. Agregue 3 cl de Campari, 6 cl de Vermut Rosso y complete con soda y una rodaja de naranja.

Para el Negroni Sbagliato

Una variante que reemplaza el gin por espumante blanco seco. Coloque hielo en cubos en un vaso largo o copón. Agregue 3 cl de Vermut y 3 cl de Campari y termine con el vino espumoso. Decore con la rodaja de naranja.

Tips. Para una fiesta o reunión con amigos, se puede tener la mezcla de Campari y Vermut preparada con anticipación en un botella de 75 cl. Cada invitado puede servirse directamente en su vaso con hielo y completar en el momento con soda o espumoso según su preferencia.

Sangrías y tintos de verano

Tinto de Verano

Es una bebida española tradicional para los días de calor. No debe asustar la mezcla de vino y jugos, ya que igual permite apreciar del vino de una manera diferente. Esta bebida difiere de la sangría en que no lleva frutas. Se puede agregar un poco de jugo de naranja fresco o refresco de naranja, o bien un poco de ron, convirtiéndola en una especie de ponche. Sin dudas, hay que elegir un vino de la franja menor de precio, frutado, sin barrica, de uvas como Malbec o Bonarda, ideales para estos mix.

Para la Sangría

Se puede utilizar vino tinto, blanco, rosado o espumoso, e incluso hay versiones con sidra, muy ricas. Prepare una jarra de vidrio o ponchera. Corte la fruta fresca y reserve en la heladera. Las bebidas deben estar frías. Coloque la fruta, el azúcar o almíbar, pieles de cítricos o especias y revuelva con cuidado. Agregue hielo y luego las bebidas. Pruebe si hace falta ajustar algún ingrediente. El servicio puede ser en copas, vasos o cuencos de loza. Prepare la sangría una hora antes de tomarla.

Ingredientes para una sangría con vino blanco: para armar una jarra de dos litros utilice una botella de espumoso seco o vino blanco seco (Pinot Gris, Viognier, Chardonnay, sin barrica); 100 g de ananá en cubos; 100 g de peras en gajos; 100 g de melón en cubos; 4 cucharadas de azúcar rubia; 1 copita de Brandy o Cognac o Ron (12 cl); una rama de canela; hielo (para el 75% de la capacidad de la jarra).

Bonus track

Gin Tonic o Torrontés con tónica

Gin Tonic

Una mezcla tan simple como fabulosa de gin con agua tónica, hielo y piel de limón. En la actualidad, se producen más de mil etiquetas de gin en el mundo; incluso una gran cantidad de aguas tónicas que han crecido al compás del boom del Gin Tonic.

Una receta más argentina puede hacerse a base de un torrontés floral, seco y bien perfumado con agua tónica, en vaso largo, con hielo y piel de limón. Para ajustar las proporciones, comience con partes iguales y vaya ajustando a su paladar. «