Estados Unidos celebró el acuerdo para formar gobierno alcanzado en Haití tras el asesinato del presidente Jovenel Moise y llamó a crear una coalición «inclusiva» que traiga estabilidad al atribulado país caribeño: Ariel Henry asumirá como primer ministro en las próximas horas.

Moise había elegido a Henry para reemplazar a Claude Joseph como primer ministro en los días previos a su asesinato a tiros en su residencia en Puerto Príncipe en la madrugada del 7 de julio. «Nos alienta ver a los actores políticos y civiles haitianos trabajando para formar un gobierno de unidad que pueda estabilizar el país y sentar las bases para elecciones libres y justas», dijo el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price. «Estamos colaborando con todas las partes interesadas relevantes de Haití para fomentar un diálogo inclusivo y un gobierno basado en el consenso», agregó.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Joseph, ocupará de nuevo el cargo de ministro de Relaciones Exteriores en el nuevo gobierno, que carecerá de presidente y tendrá la tarea de organizar nuevas elecciones «lo antes posible». Pero en las horas posteriores al magnicidio, Joseph declaró el «estado de sitio» y dijo que estaba a cargo, provocando una lucha por el poder en la atribulada nación caribeña, sumida en la pobreza y la violencia.

«Desde hace varios días, Claude Joseph y Ariel Henry han estado llevando a cabo una serie de reuniones de trabajo que conducirán a la formación de un gobierno inclusivo con Ariel Henry como primer ministro», aseguraron funcionarios del gobierno haitiano.

Moise gobernaba Haití, el país más pobre de América, por decreto después de que las elecciones legislativas de 2018 se postergaran por disputas, por lo que el país aún carece de un legislativo en funciones.

Además de las elecciones presidenciales, parlamentarias y locales, Haití debía realizar un referéndum constitucional en septiembre, después de que la consulta se pospusiera en dos ocasiones debido a la pandemia de coronavirus.