El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, señaló que existen «diferentes opiniones» en el interior de la Unión Europea (UE) sobre el pedido de Ucrania de ser incorporada al bloque en forma expeditiva, reiterado este lunes temprano por el mandatario ucraniano, Volodimir Zelenski. «Es un pedido expresado por Ucrania ya hace tiempo. Pero hay diferentes opiniones y sensibilidades en el seno de la UE sobre una ampliación» del bloque, explicó Michel a periodistas en una videoconferencia, según reportó la agencia de noticias AFP. «Ucrania presentará una demanda oficial, la Comisión Europea dará su opinión, y el Consejo Europeo se pronunciará», añadió.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, pidió este lunes a la UE, en coincidencia con la instalación de una mesa de negociación con Rusia, que autorice la adhesión «sin demora» de ese país al bloque. «Nos dirigimos a la UE en lo que concierne a una integración sin demora de Ucrania a través de un nuevo procedimiento especial», expresó Zelenski en un video. «Nuestro objetivo es estar juntos con todos los europeos y, lo más importante, estar en condiciones de igualdad. Estoy seguro de que es justo. Estoy seguro de que es posible», agregó el mandatario.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Durante una entrevista divulgada el domingo, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, mencionó que Ucrania «es uno de los nuestros y la queremos dentro» del bloque, pero no mencionó plazos. Pero, a pesar de estas diferencias, Michel reiteró este lunes que la UE se mantiene firme en el apoyo a Ucrania, que desde el pasado jueves enfrenta una masiva ofensiva militar por parte de Rusia. Mencionó inclusive su intención de invitar a Zelenski a participar «de manera regular» en las cumbres europeas, y la necesidad de reforzar los acuerdos de colaboración entre el bloque europeo y Ucrania.

Por su parte, un portavoz de la Comisión Europea indicó este lunes que, en su declaración de la víspera, Von der Leyen «hizo referencia al hecho de que Ucrania posee una perspectiva europea». Ucrania «es uno de los nuestros en el sentido en que es un país europeo», indicó el vocero Eric Mamer. No obstante, añadió, la propia Von der Leyen recordó que «existe un proceso en lo que se refiere a la negociaciones de adhesión y las condiciones que deben ser cumplidas». En la víspera, los cancilleres de los países del bloque acordaron liberar 500 millones de euros del Fondo Europeo para la Paz a la financiación de equipos para Ucrania. De ese total, 450 millones serán destinados a la compra y envío de armamento.