El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, anunció que no asistirá al partido inaugural de la Copa del Mundo, que se desarrollará el 20 de noviembre, en el que la selección de Ecuador se enfrentará a Qatar, país anfitrión del evento deportivo.

Lasso informó que respondió la invitación del Emir de Qatar para presenciar el juego que dará inició al Mundial Qatar 2022. El presidente se excusó, no acudirá debido a la violencia que atraviesa actualmente Ecuador.

“Hoy agradecí al Emir de Qatar la invitación que me hiciera para presenciar el partido inaugural entre las selecciones de Qatar y Ecuador; y presenté mis excusas por no asistir a este gran evento debido a la situación de seguridad del país”, comunicó.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El mandatario delegó al vicepresidente de la República, Alfredo Borrero, para que vaya en su lugar, “para que asista en representación del país y del gobierno”, indicó Lasso y deseó éxitos a la selección de Ecuador.

Este es el segundo viaje que Guillermo Lasso no realizará al extranjero por la crisis de seguridad. Antes canceló el viaje Estados Unidos, que estaba previsto del 2 al 6 de noviembre, donde iba a pasar con su familia.

La violencia en las calles y cárceles -principalmente en Guayaquil, Esmeraldas y Durán-, no ha parado desde el 1° de noviembre. El detonante de los disturbios ha sido el traslado de internos de la Penitenciaría del Litoral hacia otras prisiones.

Atentados con explosivos, coches bomba, ataques a instalaciones de la Policía, entre otros hechos criminales mantienen atemorizada a la población. Por ello, el Gobierno declaró estado de excepción en Guayas, Esmeraldas y Santo Domingo.

Cinco policías han sido asesinados y al menos seis internos han fallecido por los enfrentamientos entre bandas criminales en los centros penitenciarios. La última matanza ocurrió la noche del lunes 7 de noviembre en la cárcel de El Inca, al norte de Quito, donde murieron cinco personas privadas de libertad.

Un día antes de que se desatarán los incidentes dentro y fuera de las cárceles, la madruga del 31 de octubre aparecieron dos cuerpos guindados en un puente peatonal de Esmeraldas.

Horas después, en el Palacio de Carondelet, en Quito, el presidente Guillermo Lasso recibió el trofeo de la Copa del Mundo, como parte del FIFA World Cup Trophy Tour.