La última vez que el “Reloj apocalíptico”, también llamado “del Juicio Final”, estuvo en dos minutos antes de la medianoche fue en 1953, cuando Estados Unidos y la entonces Unión Soviética realizaban pruebas de bombas de hidrógeno. Pasaron más de seis décadas. Pasó la Guerra Fría. Pero no pasaron las amenazas de conflictos bélicos globales. Y ahora ese reloj vuelve a estar “a dos minutos de la medianoche”. La 0:00 representa simbólicamente la “destrucción total y catastrófica” de la Humanidad.

Así lo determinó la junta directiva del Bulletin of the Atomic Scientists (Boletín de Científicos Atómicos) de la estadounidense Universidad de Chicago, que desde 1947 controla el “Doomsday Clock” (Reloj apocalíptico) que simboliza la inminencia de un cataclismo mundial. Los factores que pesaron en esta oportunidad fueron el riesgo creciente de una guerra nuclear y de lo “impredecible” que puede ser el presidente estadounidense Donald Trump.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“En 2017, los líderes mundiales fallaron en responder de manera efectiva a la aparición de amenazas como una guerra nuclear y el cambio climático, haciendo más peligrosa la seguridad global de lo que había sido un año antes, y como no lo había sido desde la Segunda Guerra Mundial”, se detalla en la declaración del grupo de prestigiosos intelectuales, que abarcan áreas de las relaciones internacionales, ciencia, medioambiente y seguridad.Entre ellos se encuentran 15 premios Nobel.

Rachel Bronson, presidenta y directora ejecutiva del Bulletin mencionó las nuevas pruebas realizadas por Corea del Norte, un mayor compromiso hacia las armas nucleares en China, Pakistán e India, así como las “impredecibles” declaraciones del presidente de Estados Unidos en Twitter.

El “Doomsday Clock” fue creado en 1947. Su tiempo ha cambiado 20 veces desde entonces, en un rango que va de los 2 minutos para la medianoche a 17 minutos, en 1991. El último año se movió de 3 minutos antes de la medianoche a 2 minutos y medio. Ahora se adelantó otros 30 segundos. «