Donald Trump anunció que Estados Unidos impondrá a partir del 10 de junio tarifas del 5% a todos los bienes provenientes de México para forzarlo a detener el creciente flujo de indocumentados que llegan a la frontera sur estadounidense, en su mayoría de Guatemala, Honduras y El Salvador.

Pero no se quedó ahí. «México debe recuperar su país de los señores de la droga y los cárteles. ¡Los aranceles tienen que ver con detener las drogas así como los (inmigrantes) ilegales!», tuiteó, acusando a México. «¡Es hora de que finalmente hagan lo que se debe hacer!»

La avanzada del presidente estadounidense se da horas después de que su par mexicano, Andrés Manuel López Obrador divulgara una carta conciliatoria en la que asegura que su gobierno está haciendo lo que le «corresponde», al tiempo que advirtió que «no nos hemos quedado con los brazos cruzados» en cuanto a la política sobre los migrantes. Precisamente, según cifras oficiales, México detuvo 51.607 migrantes en los primeros cuatro meses del año, principalmente de Centroamérica, 17% más que en el mismo período de 2018.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Esta noticia se conoció luego de que esta semana se iniciara una campaña de un grupo de simpatizantes de Trump, quienes estarían dispuestos a pagar de su propio bolsillo el muro fronterizo con México, luego de que la semana pasada un juez federal le bloqueara al presidente los fondos por 1375 millones de dólares para su construcción del muro que el Congreso le aprobara en febrero. Inclusive los simpatizantes del presidente aseguraron que «ya lo estamos construyendo». En ese sentido, Brian Kolfage, un veterano militar estadounidense, publicó en Twitter una foto de la cerca de acero que está siendo instalada en el estado de Nuevo México. «