El jefe de la misión técnica de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Antonio Menéndez de Zubillaga, celebró este lunes la convocatoria a dialogar que hizo el Gobierno boliviano a los sectores cocaleros nucleados en Adepcoca para encontrar una solución al conflicto. «Nos consta que el Gobierno y otras entidades, como la Defensoría del Pueblo, han llamado a la calma y celebramos esos llamados y esperamos que los días siguientes puedan dar paso a una vía institucional de discusión y de dialogo», indicó Menéndez en declaraciones a la estatal Bolivia TV, citada por la agencia ABI.

Desde hace dos semanas, cocaleros liderados por el dirigente Freddy Machicado se movilizan en La Paz y se enfrentan con la Policía con el objetivo de tomar el mercado de la coca de Villa El Carmen, bajo control del dirigente Arnold Alanes. En medio de las movilizaciones, donde hubo encontronazos y los manifestantes lanzaron cachorros de dinamita, la Policía aprehendió, el 9 de agosto, a 24 personas y decomisó más de 70 dispositivos explosivos.

En esa ocasión, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, hizo énfasis en que el conflicto de la Asociación de Productores de Coca de La Paz (Adepcoca) es «privado y orgánico» y que debe ser resuelto por sus afiliados. A su vez, la Defensoría del Pueblo lamentó los actos de violencia protagonizados por los afiliados a Adepcoca y la fuerza del orden, por lo que los instó a instalar mesas de diálogo y frenar la violencia.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La Fiscalía imputó a 19 aprehendidos y la Justicia determinó que guarden detención domiciliaria. Todos dejaron el domingo las celdas policiales. Uno de los movilizados se encuentra en estado crítico, luego que un cachorro de dinamita le explotara entre las manos. Los seguidores de Machicado anunciaron que retomarán hoy sus medidas de presión, en tanto los vecinos de Villa El Carmen instalaron barricadas para impedir el paso de los productores de hoja de coca.

Menéndez resaltó la «importancia» de que «todas las partes busquen este dialogo» y «que la violencia se evite». «La violencia nunca llega a conseguir una solución, ni eficaz, ni sostenible, lo único que hace es retrasar la solución de los conflictos. La única solución verdaderamente sostenible es a partir del respeto a las vías institucionales y el diálogo», enfatizó.