Autoridades de Israel informaron hoy 343 casos de coronavirus durante el último día, su cifra máxima en los últimos tres meses, en medio de un repunte achacado a la variante Delta del coronavirus. El Ministerio de Sanidad agregó en un comunicado que no hubo muertes asociadas al virus en las últimas 24 horas, luego de haber registrado apenas 1 en más de dos semanas pese al casi constante incremento de los contagios.

El hecho de que las muertes no aumenten lo que se esperaría en relación al volumen de casos es atribuido a la alta tasa de vacunación de Israel, la más alta del mundo, con más del 85% de sus 9 millones de habitantes inmunizados por completo. Israel acumula 843.123 y 6.428 fallecimientos desde el inicio de la pandemia, dijo el Ministerio, informó la agencia de noticias Europa Press.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Asimismo, señaló que en estos momentos hay 2.597 casos activos en el país, incluidos 35 en estado grave. El comunicado precisó que 5.645.604 personas han recibido al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus, de las cuales 5.177.756 ha recibido ya la pauta completa. Las pruebas genómicas han demostrado que la variante Delta es responsable del 90 por ciento de los casos de Covid-19 en Israel, un repunte de 60% respecto a hace tres semanas.

El primer ministro, Naftali Bennett, y el ministro de Sanidad, Nitzan Horowitz, tenían previsto mantener este lunes una reunión para abordar la situación y sopesar la introducción de nuevas restricciones. La semana pasada, Israel volvió a imponer el uso del tapabocas en lugares públicos cerrados y reforzó los controles en aeropuertos. Las autoridades estarían sopesando además la posibilidad de inyectar una tercera dosis de la vacuna a personas en grupos de riesgo para potenciar el sistema inmunológico y evitar una mayor propagación de la enfermedad.