Abuelas de Plaza de Mayo encontró a la nieta 125

Lo anunció el organismo en los festejos por los 40 años. Es hija de Lucía Tartaglia, quien fue secuestrada en La Plata en noviembre de 1977, a los 24 años.
27 de Octubre de 2017

De boca de Estela de Carlotto, las Abuelas de Plaza de Mayo anunciaron que se encontró la nieta 125, hija de Lucía Rosalinda Victoria Tartaglia, quien militaba en La Plata y fue secuestrada el 27 de noviembre de 1977, a los 24 años.

Desde que su familia supo que estaba embarazada empezaron la búsqueda del niño o niña nacido en cautiverio. Las muestras que aportaron al Banco Nacional de Datos Genéticos permitió la identificación 38 años después.

Lucía nació el 6 de junio de 1953 en Santa Rosa, La Pampa. Su familia la llamaba "La Flaca". Se mudó a la ciudad de La Plata donde estudiaba Derecho y militaba en la Juventud Universitaria Peronista.

"Durante un año fueron en vano los esfuerzos por localizar a Lucía por parte de su familia, no tuvieron ninguna noticia de ella hasta que en noviembre de 1978, un año después de su desaparición, su hermano, Aldo Tartaglia, recibió una primera carta de Lucía donde relataba que se encontraba detenida.

En otra carta contó que estaba embarazada y que esperaba dar a luz a principios de 1979", detalla el comunicado que Estela de Carlotto acaba de leer al anunciar "Hoy encontramos otra nieta".

En democracia, su familia pudo reconstruir gracias al testimonio de sobrevivientes que Lucía estuvo secuestrada en el centro clandestino de detención conocido como "Atlético-Banco-Olimpo". La conocían con el apodo de "anteojito". Los sobrevivientes contaron que estaba embarazada y que fue llevada a dar a luz mientras estaba en cautiverio.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal Número 2 condenó a catorce represores, entre ellos Samuel Miara, el 22 de marzo del 2011, por la desaparición de Lucía.

"Gracias a la perseverancia de nuestra búsqueda y de todo el movimiento de Derechos Humanos, hoy la nieta 125 puede conocer la verdad sobre su origen", destacó el comunicado de Abuelas.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N