El feminismo define en La Plata su agenda para la Argentina que viene

A pesar de la tormenta, que obligó a suspender el acto de apertura, el 34° Encuentro Nacional de Mujeres ya discute en más de 80 talleres las reivindicaciones que no tuvieron avances concretos en cuatro años. El carácter plurinacional, el rol de las disidencias y los debates pendientes para 2020.
(Foto: Soledad Quiroga)
13 de octubre de 2019

"No llueve, es el patriarcado que se está cayendo", se leían en los mensajes que desde las 8 de la mañana del sábado circulaban por los teléfonos celulares de las miles de mujeres que ya estaban en La Plata, las que iban llegando al Estadio Único de la ciudad y las que tenían previsto marchar con la campaña Somos Plurinacional desde la Plaza Alberdi hacia el mismo lugar, para el acto de apertura del 34° Encuentro Nacional de Mujeres (ENM).

La tormenta eléctrica, el viento y la amenaza de granizo provocaron la suspensión de la apertura, por razones de seguridad. Sin embargo, la campaña que aboga por la "plurinacionalidad" del encuentro sostuvo su movilización inicial, y en un improvisado acto, volvió a pedir que la organización escuche el reclamo por el cambio del nombre. 

Más tarde, la comisión organizadora del ENM confirmó que las actividades en los talleres serían, desde las 15, el punto de partida oficial de las jornadas en la capital bonaerense, que ya se anticipan históricas por su magnitud, con la presencia de unas 200 mil mujeres, y por la renovada agenda de reivindicaciones que los colectivos feministas prevén articular en vistas a la situación política que se abre con la salida de Macri del poder.

Cancelada la apertura por motivos de seguridad, a través de un acta firmada por los Bomberos, la comisión organizadora brindó una conferencia de prensa en la que dio "la bienvenida a todas las encuentreras que con mucho esfuerzo llegaron a pesar del clima para que esto se realice, porque el Encuentro somos todas y queremos vivirlo con felicidad", dijeron. Ante las inclemencias del tiempo, se solicitó a las autoridades "que habiliten todos los lugares posibles para que todas las encuentreras tengan donde dormir y no estén a la intemperie. Además, que no estén cortadas las calles, que haya libre circulación, que el Encuentro se desarrolle normalmente", reclamaron.

La ciudad de La Plata amaneció este sábado vallada. Hasta el viernes, las vallas estaban frente a la plaza Moreno, para resguardo de la Catedral, pero durante la madrugada del sábado se hizo un nuevo vallado que impidió la libre circulación de las mujeres. Sin embargo, las mujeres sostuvieron que no se cancelaría ninguna de las actividades culturales que se organizaron para la tarde de ayer. Y promediando la jornada, por fin, publicaron en las redes sociales el documento de apertura del ENM, que fue leído en cada uno de los talleres.

...
(Foto: Soledad Quiroga)


En un contexto de transición, a días de las elecciones presidenciales, el documento apunta a las políticas del gobierno de Cambiemos. "Las consecuencias de estas políticas sobre nuestras vidas se expresan en la feminización de la pobreza, en niñas madres, en la violencia machista cotidiana y acrecentada día a día, en las muertes por abortos clandestinos, en los feminicidios, los travesticidios y los transfemicidios como realidad abrumadora y permanente, en la falta de respuestas por parte de un Estado ausente que no se responsabiliza pero sí se hace presente para reprimir, criminalizar, y golpearnos desde el punitivismo", expresa el texto.

"Estamos en la ciudad de La Noche de los Lápices, de compañeras/os desaparecidas por la dictadura cívico-militar-eclesiástica, de la desaparición de Julio López, una ciudad donde desapareció Johana Ramallo, donde aún exigimos justicia por ella y por todas las victimas de femicidios, por Sandra Ayala Gamboa, por Ema Córdoba", denuncia el documento, y continúa: "La Plata ha sido el laboratorio para las detenciones arbitrarias, tratos crueles inhumanos, torturas y muertes de travestis y trans en situación de encierro en las cárceles de la provincia de Buenos Aires. Desde 2015 en adelante, se incrementaron un 100% las detenciones para este colectivo. Reclamamos justicia por Pamela Macedo Panduro, Angie Velázquez y Damaris Becerra Jurado, hermanas travestis y trans migrantes que murieron estando presas en la Unidad 32 de Florencio Varela".

El documento exige nuevamente la aprobación de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo y la aplicación de la ILE, la implementación de la ley Micaela, la aprobación de la ley de emergencia en violencia, el cupo laboral trans y el desmantelamiento de las redes de trata y proxenetismo, y una justicia con perspectiva de género, como puntos claves. También, la liberación de Milagro Sala.

...
(Foto: Soledad Quiroga)


Un año de preparativos

La comisión organizadora del ENM comenzó hace un año a organizar la logística y las actividades de unas jornadas que se preveían multitudinarias. "Comenzamos con las reuniones en noviembre. Sabíamos que iba a ser un encuentro muy grande, teníamos que garantizar muchas cosas, juntar peso por peso y tener reuniones con los gobiernos municipal y provincial para que nos brindaran las escuelas necesarias para cubrir los más de 55 mil pedidos de alojamiento que tuvimos, y además organizar los cronogramas culturales y de eventos", cuenta Manuela García Larroca, integrante de la comisión organizadora.

"A dos semanas de las elecciones nacionales, sabemos que las mujeres nos vamos a hacer escuchar, que nuestros reclamos tienen que ser oídos. Es sumamente importante que este encuentro suceda con seguridad y tranquilidad", agrega García Larocca.

También se refiere al pedido de cambio de nombre. "Nosotras creemos que no teníamos la potestad para cambiar el nombre, porque no representamos a las 150 mil que están inscriptas hasta ahora. Nuestra tarea es que el encuentro se desarrolle, organizarlo, garantizar que las discusiones se den en un ámbito de respeto, pero no cambiar el nombre. Año a año tuvimos muchas conquistas históricas, por lo que creemos mucho en el Encuentro. Creo que se van a dar la discusiones, pero también que las mujeres tienen miles de cosas más para discutir".

La lluvia que atentó contra el espíritu festivo del encuentro, por lo menos en la jornada de ayer, impidió que se realizaran varias de las actividades previstas, como la Plaza Abolicionista que iba a encabezar Marta, la mamá de Johana Ramallo, junto a familiares de otras víctimas de trata. También la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito suspendió el festival que tenía previsto y convocó, en cambio, a un gran "pañuelazo".

La Avenida 7, que durante el viernes había permanecido completa con gazebos de agrupaciones y organizaciones sociales y sindicales, el sábado por la mañana amaneció asolada por la tormenta. Sin embargo, muchas de las actividades que iban a realizarse allí al aire libre se trasladaron a las diversas facultades donde se llevan a cabo los talleres.

A pesar del pedido de las integrantes de la comisión al gobierno, muchas mujeres de Capital y alrededores debieron desistir de quedarse en La Plata a pasar la noche a causa de las inundaciones en sus respectivos hospedajes. Entre los inconvenientes que surgieron durante la jornada del sábado, estuvo la suspensión transitoria del servicio del tren Roca y el colapso del de colectivos. Durante gran parte de la mañana, muchas mujeres platenses pusieron a disposición sus autos para retirar de las cercanías de la estación de trenes a las compañeras que habían quedado a mitad de camino.

Mojadas pero con ganas de discutir, los talleres se desarrollaron con normalidad en las diferentes facultades, donde el espíritu del encuentro se impuso y la frustración por la lluvia fue diluyéndose de a poco.

Sobre el final de los talleres, y a medida que las mujeres salían de ellos, el cielo estaba más claro y el optimismo se empezaba a recuperar de a poco. Alguna decía que hasta parecía que estaba por salir el sol. Entonces, tal vez sea cierto que durante la mañana no era sólo lluvia la que caía; eran, también, fragmentos del patriarcado. «

...
(Foto: Soledad Quiroga)


Una fuerte demanda por la plurinacionalidad

La Calle 60, donde funciona el Centro Cultural Olga Vázquez, estuvo cortada gran parte del viernes. Allí las mujeres que dentro de la campaña Somos Plurinacional exigen ser incluidas en el nombre del encuentro llevaron adelante una serie de talleres y conversatorios en ese sentido.

De un conversatorio "disidente, antirracista y anticolonial" participó la referente de las mujeres campesinas de Chile, Viviana Catrileo. "Es un encuentro trascendente, que tiene que plantearse o definirse plurinacional porque reivindica la diversidad de naciones presentes en los territorios. Nosotros en Chile hablamos y exigimos plurinacionalidad porque implica reconocer que existimos distintos pueblos en el territorio nacional", analiza. "Me hace mucha ilusión porque va más allá de ser un Encuentro de Mujeres al que se le incorpora el concepto de plurinacionalidad. Acá nos encontramos todas, desde nuestras identidad culturales, políticas y territoriales", agrega la dirigente.

Para Iris Pacheco, dirigente brasileña del PTS, la importancia es aun mayor: "Estos son momentos de mucha lucha, porque el de mi país es un gobierno fundamentalista, machista, y a nosotros sólo nos queda la lucha permanente en el territorio y sobre todo contra el capital. En este encuentro nos reconocemos quienes sufrimos el neoliberalismo, que avanza cada vez más sobre nuestros territorios".

Paz se mueve en el escenario, salta, canta y sonríe. Es una de las artistas trans que forman parte de la grilla del festival que aboga por la plurinacionalidad. "Es muy importante darle visibilidad a nuestras luchas para que acepten que existimos  –dice–. Respecto del nombre, creo que sería hipócrita no cambiarlo. Y está claro que no es un debate más, es una vida".

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual