El hijo de Bussi dio "clase" de "lucha contra la subversión"

Ricardo Bussi, hijo del genocida tucumano, dio una charla a alumnos de secundario. Defendió a su padre y al Terrorismo de Estado.
24 de Agosto de 2016

El concejal tucumano Ricardo Bussi fue invitado por una docente de Lengua de una escuela de esa provincia a dar una charla a su clase, en la que reivindicó el Operativo Independencia de 1975 y defendió el accionar de su padre, el ex general genocida Antonio Domingo Bussi, condenado por crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura cívico-militar.

“Impresionante experiencia: acabo de dar una charla en Escuela de Comercio de Concepción sobre la guerra contra la subversión. Chicos inquisidores y respetuosos. Un ejemplo xa muchos adultos!”. Ese fue el texto que subió a las redes sociales el propio Ricardo Bussi, luego del encuentro con los alumnos y la profesora de Lengua, Agustina Janin. Ella fue quien lo invitó.

La propia docente le agradeció a Bussi en su perfil de Facebook “por haber asistido a nuestra clase y brindar su testimonio. Sobre un tema que nadie quiere hablar y muchos quieren callar. Un aplauso para este gran hombre que no solo habló sino que explicó a mis alumnos lo que se vivió durante el periodo del 76' y poder honrar la memoria de su padre”, en referencia a Antonio Domingo, destituido y condenado por ordenar y haber cometido crímenes de lesa humanidad 40 años atrás, cuando fue interventor de facto en Tucumán.

En esa misma provincia, tras beneficiarse con la Ley de Punto Final, fue electo gobernador desde 1995 a 1999. Poco después fue detenido por centenares de causas en el marco del Terrorismo de Estado. Juzgado y condenado en la provincia que supo gobernar, obtuvo prisión domiciliaria. Fue dado de baja del Ejército en mayo de 2011, y murió 6 meses más tarde. 

Su hijo nació en Kansas City (Estados Unidos) mientras su padre se “formaba” para su carrera militar en Fort Leavenworth. Desde 2015 es concejal por el partido Fuerza Republicana (FR) que en las últimas elecciones apoyó a Mauricio Macri. Y no es la primera vez que se refiere al tema Terrorismo de Estado (él no usa ese término, incluso no habla de “justicia” en las sentencias a militares, sino de “revancha”): en junio de este año se conoció su propuesta como concejal de que se erija en su provincia un monumento “a la reconciliación nacional” que serviría para “sanar las heridas”. 

En la misma línea parece ir la docente que, ante las críticas, escribió por la tarde: “doy la libertad de expresión de dos frentes sobre los hechos que sucedieron en un período de nuestro país. No insulto ni insulto a ninguna posición, no estoy formada para odiar ni tener rencor. Mucho menos cuando no lo viví y en este caso te digo que tenés que vivirlo para saber lo que pasó. Muchas veces la historia se cuenta de diferentes maneras y queda en uno elegir en qué creer. No se impone el pensamiento”. Mientras tanto, Ricardo Bussi seguirá dando charlas sobre el tema. La próxima: el 8 de septiembre en Hotel Metropol.  

Quien también se expresó públicamente fue la secretaría de Estado de Derechos Humanos de Tucumán. A través de un comunicado repudió y rechazó “enérgicamente” la actividad organizada por la escuela con Bussi. Sostuvieron que “esta reivindicación es apología del delito y constituye una violación al artículo 92 de la Ley de Educación Nacional 26.206” y acotaron: “Es inaceptable que mientras se está llevando a cabo en la provincia la Megacausa ´Operativo Independencia` en el que los testimonios de las víctimas dan cuenta del horror vivido durante la vigencia del mismo, a manos de los integrantes de las fuerzas represivas, se reivindique en una institución educativa estos mismos crímenes. Esta presencia es una afrenta, no sólo a las víctimas, los sobrevivientes, los familiares de los detenidos-desaparecidos, los pueblos sobre todo en el sur tucumano que fueron arrasados y diezmados, sino a la sociedad toda a la que, entre otras acciones represivas, el Operativo Independencia produjo profundas heridas en su seno, que distan mucho de estar cerradas”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS