"Hay una complicidad con la violencia contra la mujer en todas sus expresiones"

La actual presidenta de la Comisión de la Mujer de la Federación Argentina del Colegio de Abogados (FACA), María Elena Barbagelata, criticó el escaso presupuesto asignado por el gobierno de la Ciudad.
19 de octubre de 2016

La ex diputada socialista y actual presidenta de la  Comisión de la Mujer de la Federación Argentina del Colegio de Abogados (FACA), María Elena Barbagelata, quien también se desempeñó como Directora General de la Mujer del gobierno de la Ciudad entre 2001 y 2003, criticó el escaso presupuesto asignado a la atención de la violencia género en CABA por parte de la administración que conduce el jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta,  y señaló que “es más que una falta de diligencia: es una complicidad con la violencia contra la mujer en todas sus expresiones, incluso con el femicidio”. 

En el marco del paro y movilización convocados por Ni Una Menos, la dirigente socialista analizó que “la violencia extrema contra las mujeres que estamos afrontando es el resultado de múltiples causas sociales y políticas, reflejo de la indiferencia y tolerancia a la violación de un derecho fundamental: el derecho a vivir una vida libre de violencia”. Para Barbagelata, “es hora de llamar la atención a todos los responsables para la implementación de las leyes y las políticas públicas sin más dilación, en forma integral y con los presupuestos necesarios”.

Barbagelata precisó que Ciudad, el presupuesto del área de la Mujer, responsable del tema de violencia, “ronda el escaso 0,6%”, y trazó un diagnóstico detallado donde enumeró las falencias y deudas de la actual gestión gobernante del Pro en el área: 

• “El propio personal denunció en la Legislatura que la central telefónica para recibir denuncias de violencia deja en espera el 45% de los llamados por falta de personal para atenderlas.

*   El hogar de madres adolescentes es un caso paradigmático: ocupa la mitad de su capacidad histórica con solo 8 lugares disponibles, es decir no sólo no aumentaron sus servicios sino que disminuyeron con el correr del tiempo, pese a ser destinado a las niñas adolescentes en graves situaciones de vulnerabilidad.

*       El refugio para mujeres golpeadas opera a la mitad de su capacidad porque está inhabilitado gran parte del edificio, y para las víctimas de trata sólo se dispone de un refugio con cinco lugares. 

*    Para el programa de noviazgos violentos hay una sola psicóloga asignada.

*    El Plan de Igualdad de Oportunidades que fija los compromisos de cada Ministerio con el tema para este año 2016, recién se firmó el pasado mes de septiembre.

*      El Observatorio de políticas de igualdad de oportunidades estuvo varios meses acéfalo y sin coordinación.

*    La propia conducción de la Dirección General de la Mujer ha carecido de una mínima estabilidad y ha rotado permanentemente”

Ante este panorama, Barbagelata evaluó que  “tanta desidia es la clara demostración del divorcio entre las leyes y su aplicación, entre las declaraciones y las realizaciones”. Y que “es más que una falta de diligencia: es una complicidad con la violencia contra la mujer en todas sus expresiones, incluso con el femicidio, al que se llega muchas veces, después de acudir a pedir ayuda a los poderes públicos sin que nada se haga, sin que nadie intervenga”, lamentó. 

Para la dirigente,  “’Vivas nos queremos’ no es sólo una consigna: es un clamor desesperado de millones de mujeres”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual