La familia del expolicía desaparecido sospecha por las demoras en la investigación

"Es muy raro que tarden tanto en buscar cámaras y videos", planteó el hijo.
26 de agosto de 2017

El asesor del ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, sigue desaparecido. El policía retirado Oscar Alvarenga, quien colaboraba en la Subsecretaría de Coordinación de Logística Operativa del Ministerio, fue visto por última vez el martes pasado cuando viajaba a Capital Federal. La familia está desesperada. 

El caso se hizo público el viernes cuando Ritondo confirmó que trabajaban en su búsqueda en la conferencia de prensa convocada para hablar de otro tema: los dos autos incendiados intencionalmente frente al Ministerio que el gobierno interpreta como un mensaje intimidatorio por la lucha que viene sosteniendo contra "las mafias". 

Alvarenga tiene 45 años y es suboficial mayor retirado. Se jubiló en 2008 tras ser herido en servicio. Desde 2014 comenzó a trabajar en la Subsecretaría de Coordinación de Logística Operativa como un nexo con otros policías heridos. El martes por la mañana salió en su camioneta presuntamente a una reunión con gendarmes retirados y no se supo más de él. 

Hay dos registros de su viaje que analiza la fiscal de la UFI Nº 1, Ana Medina: su paso por el peaje de Hudson en la autopista Buenos Aires-La Plata y una fotomulta en la avenida Libertador y Ayacucho. La familia asegura que no se fue de forma voluntaria y no descarta que haya sido víctima de un delito. "No estábamos al tanto de que tenía que viajar a Capital y él siempre nos decía, siempre estábamos comunicados", dijo su hijo, Marcos Alvarenga, a Tiempo. "Es muy raro que tarden tanto en ubicar una camioneta Tracker bordó, que tarden tanto en buscar cámaras y videos, es muy raro, no sé qué pensar", agregó. 

Alvarenga había realizado críticas fuertes a la gestión de María Eugenia Vidal y de Ritondo en televisión. A raíz de eso, la Auditoría General de Asuntos Internos le inició dos sumarios "por declaraciones impropias y por afectar el decoro de la fuerza" y lo citó a declarar; el hombre pidió disculpas. Los sumarios todavía están en trámite. Su hijo asegura, sin embargo, que las críticas quedaron en el pasado. "Hasta el día de la fecha mi viejo se manejaba bien con el ministro y con el jefe de la Policía, que ahora están en contacto conmigo", aclaró. «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual