Los intereses de la deuda profundizan el rojo fiscal

Los números son de tal magnitud que distorsionan las metas que se fijó el gobierno: en 16 meses ya se pagaron $ 190 mil millones por intereses.
3 de Junio de 2017

El pago de intereses de la deuda pública durante el primer cuatrimestre de 2017 orilló los $ 60 mil millones, superando en 140% lo abonado en el mismo período del año pasado. Esa cifra hizo que en la práctica se duplicara el déficit del sector público y volvió a sembrar dudas sobre la sustentabilidad del endeudamiento como táctica del gobierno para financiarse.

Los números surgen del informe de ingresos y gastos del sector público no financiero (SPNF) que dio a conocer el Ministerio de Hacienda. "Transcurrido un tercio del año, el resultado primario alcanzó un déficit de 0,6% del PBI, y representa el 14% de nuestra meta anual, que es de 4,2% del PBl", analizó el ministro Nicolás Dujovne al presentar la planilla oficial. Allí consta que el resultado primario (ingresos totales menos gastos corrientes y de capital) es negativo en $ 60.007 millones en el período enero-abril, apenas 6% más que en la misma época del año pasado. Sin embargo, los intereses de la deuda fueron de $ 59.642 millones, con lo que el resultado financiero, que es la suma de ambos conceptos, se eleva a $ 119.649 millones, también negativo. Ese análisis fue cuidadosamente omitido en el comunicado de prensa de la repartición.

En el gobierno no hay signos de alarma. En casi todos los conceptos, los números del primer tercio del año son también un tercio del presupuesto 2017, lo que indicaría que todo marcha según lo calculado. Solo los gastos corrientes primarios ($ 615 mil millones, 28% de lo pautado para todo el año) dan idea de cierta subejecución, lo que permitió que el déficit total fuera inferior al previsto.

Lo que está claro es que el peso de la deuda es cada vez mayor. El gobierno eligió ese camino para solucionar sus problemas de caja, heredados de la gestión anterior y agravados por sus polémicas resoluciones iniciales de quitar retenciones al campo y a la minería. El costo de esa decisión se ve reflejado en los números de Hacienda: el año pasado los intereses netos fueron $ 131.260 millones, y sumando este último cuatrimestre treparon a $ 190.902 millones. Según el Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala, en lo que va de 2017, el sector público emitió deuda por U$S 19.927 millones. Aunque no habrá vencimientos fuertes en los próximos meses, ya no ayudará el blanqueo que, según calculó Ecolatina, dejó $ 39 mil millones en la primera parte del año. "El sinceramiento fiscal resultó indispensable para no exceder el target fijado por el Palacio de Hacienda... A fines de año la recaudación sufrirá, producto de una alta base de comparación", señaló la consultora.

De esa manera, el 4,2% de déficit primario que se fijó como objetivo el gobierno, en cuyo nombre se vienen implementando los tarifazos y quitas de subsidios a los usuarios de servicios públicos, queda relativizado por el déficit financiero y por otros como el del Banco Central, que en cinco meses pagó $ 66 mil millones por intereses de pases y Lebac, como reveló este diario la semana pasada. Con ese panorama, queda claro que la estrategia elegida trajo más problemas que soluciones. «

La recaudación cayó en términos reales

Como para agravar las dificultades de caja del gobierno, la recaudación de mayo tuvo una evolución por debajo de la inflación. Según informó la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), los ingresos tributarios alcanzaron los $ 206.055 millones y fueron un 21% superiores a los del mismo mes del año pasado. Teniendo en cuenta la estadística del Indec, que reconoció una variación anual de precios al consumidor del 27,5% hasta abril (los datos del último mes recién se conocerán esta semana), la disminución en términos reales habría sido de un 5 por ciento. 

A pesar de ello, en la AFIP celebraron como una buena noticia el monto ingresado en concepto de IVA, que suele ser un parámetro del consumo: entraron $ 59.735 millones, un 30,5% más que en igual mes del año pasado. Fue el mismo incremento que tuvo la cobranza del impuesto a los créditos y débitos en cuenta corriente (más conocido como impuesto al cheque), por el que entraron $ 13.338 millones: es el valor máximo de la serie histórica, según indicó la entidad. Por Ganancias, uno de los pilares de la recaudación, el ingreso fue de $ 52.277 millones, apenas un 18% más que en mayo del año pasado.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS