Para el FMI, el país tiene menos perspectivas de crecer en 2017

En la antesala de Davos, la apuesta a la llegada de inversiones sigue siendo menor de lo esperado por el gobierno.
16 de Enero de 2017

La posibilidad de la recuperación de Brasil es una variable que concentra gran parte de la expectativa del gobierno de encaminar la economía local. Sin embargo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectó un crecimiento menor al esperado tanto para el principal socio comercial del Mercosur como para la propia Argentina.

El adelanto del organismo internacional ensombrece el año que a priori la administración de Cambiemos vendió como “el de la recuperación”. El análisis alertó que en 2016 "la actividad fue más débil de lo esperado en algunos países de América Latina que están atravesando una recesión, como Argentina y Brasil". El principal socio comercial, proyectó el ente mundial, crecerá en 2017 un 0,2%, lo que representa 0,3 puntos porcentuales menos que el informe anterior.

Pese a la mala noticia, el gobierno nacional se alista para participar del foro económico mundial de Davos, en el que intentará promocionar seducir a los inversores internacionales para realicen desembolsos en la economía vernácula.

Para el FMI las economías de América Latina y el Caribe tiene posibilidades de crecer un magro 1,2% este año debido a "una menor expectativa de recuperación a corto plazo en Argentina y Brasil, tras cifras de crecimiento que defraudaron las expectativas en torno al segundo semestre de 2016".

En el informe que vio la luz hoy, el FMI mantuvo en el orden del 3,4% y del 3,6% su previsión de crecimiento global para 2017 y 2018. No obstante, en las perspectivas diferenciadas por regiones corrigió al alza para las economías avanzadas y a la baja en lo referido a las de los países llamados emergentes.

En esa línea, el organismo internacional proyectó que los países avanzados crecerán el 1,9% y 2,0% en 2017 y 2018, respectivamente. Los números equivalen a una diferencia de 0,1 y 0,2 puntos porcentuales más que en la proyección que había realizado anteriormente.

A contramano de eso, para América Latina y el Caribe la proyección de crecimiento bajó en 0,4 puntos porcentuales para 2017 hasta 1,2%. Para 2018 en cambio la expectativa se mantuvo en el 2,1%.

El Fondo detalló que la revisión a la baja en Latinoamérica “refleja en gran medida una menor expectativa de recuperación a corto plazo en Argentina y Brasil tras cifras de crecimiento que defraudaron las expectativas en torno al segundo semestre de 2016”. El informe expuso también que hubo “condiciones financieras más restrictivas y vientos en contra más fuertes para México debido a la incertidumbre relacionada con Estados Unidos, así como el deterioro ininterrumpido de la situación en Venezuela", detalló.

En el plano local, el gobierno nacional puso todas las fichas en la llegada de inversiones extranjeras con el segundo semestre del año pasado como el momento del punto de partida de la economía vernácula. Sin embargo, el FMI lamentó que en los países emergentes “existe una amplia dispersión de posibles desenlaces en torno a las proyecciones, dada la incertidumbre que rodea a la orientación de las políticas del gobierno estadounidense entrante y sus ramificaciones internacionales".

En los países como la Argentina y sus socios comerciales de la región “las perspectivas de crecimiento empeoraron marginalmente en las economías de mercados emergentes y en desarrollo, donde las condiciones financieras son, en términos generales, menos favorables”.

Las perspectivas de crecimiento a corto plazo de China fueron revisadas al alza "gracias al estímulo proyectado de la política económica, y a la baja en una serie de otras economías grandes, entre las que se destacan India, Brasil y México".
El análisis acusa la influencia del cambio de gobierno en los Estados Unidos. “En este momento, el personal técnico prevé cierto estímulo fiscal a corto plazo y una normalización menos gradual de la política monetaria".

El presidente, Mauricio Macri, este año no será de la partida en el foro económico de Davos. En cambio si estará presente el gabinete económico en pleno, con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, a la cabeza de la comitiva que también integrarán el ministro de Producción, Francisco Cabrera, la Canciller Susana Malcorra, y el ministro de Educación, Esteban Bullrich.

El Ministerio de Producción anunció que su titular mantendrá desde mañana reuniones “con referentes empresariales y políticos internacionales” como representantes de Coca Cola, Mitsubishi y Facebook. El miércoles, el funcionario se reunirá con directivos de Dow Chemical Company, PricewaterhouseCoopers International y Petronas, informó la cartera productiva.

Los enviados informaron a la prensa en la previa que uno de los objetivos centrales del viaje será intentar limar asperezas con China y otros jugadores de peso estratégico global. Esa intención motivó una reunión la semana pasada en la que los ministerios consensuaron la agenda a desarrollar en el foro que tendrá lugar en Suiza entre este martes y el viernes.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS