UN SISTEMA MUY POCO UTILIZADO

Columna de opinión de Marcelo di Bari
29 de Mayo de 2016

Aquel tiro libre de Rubén Suñé entró en la historia. Con ese gol, Boca venció 1-0 a River y ganó el Nacional de 1976, en cancha de Racing. Fue la última vez que el campeón de Primera División del fútbol argentino surgió de un único partido en estadio neutral. Entre tantos sistemas de torneos usados en 85 años, una definición así tiene pocos antecedentes: la de hoy entre San Lorenzo y Lanús será la novena final en la historia del profesionalismo.

 La primera fue en 1936, cuando River venció a San Lorenzo 4-2 en cancha de Independiente. Los revisionistas le quitan el carácter de final porque afirman que los dos ya habían sido campeones de las Copas Campeonato y de Honor en que se dividió la temporada. Hace poco la AFA les dio la razón y dictaminó que ese duelo fue por un título aparte.

 Las finales resucitaron con la reestructuración de 1967. El Metro de ese año fue para Estudiantes, que venció 3-0 a Racing en el Gasómetro. En las ediciones siguientes se consagraron San Lorenzo (2-1 a Estudiantes) y Chacarita (4-1 a River). Ya con el Metro de una sola zona, las finales se usaron en los Nacionales: de 1970 a 1972 festejaron Boca (2-1 a Central), Central (2-1 a San Lorenzo) y San Lorenzo (1-0 a River). Los siguientes tuvieron rondas finales por puntos. El de 1976 fue el último resuelto en partido único.
Entre 1977 y 1984 se adoptó el criterio de partido y revancha. El Nacional 85 fue por doble nocaut: Vélez le ganó a Argentinos pero como venía de la rueda de perdedores fue necesaria una segunda final y vencieron los de La Paternal. En 1991 se midieron los ganadores de las dos ruedas: Newell´s superó a Boca en doble partido.

 Hubo otras mal llamadas finales, que en rigor fueron desempates. Así celebraron Racing en 1951 frente a Banfield y Estudiantes en 2006 ante Boca. En 2013, Vélez le ganó la superfinal a Newell´s, pero ambos ya eran campeones del Inicial y del Final. Hoy, toda la gloria se pondrá en juego en 90 minutos.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS