El presidente Alberto Fernández le envió una carta a la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, para informarle que enviará gendarmes y así atender la ola de violencia generada en la provincia. No obstante, planteó que no es responsabilidad de su gestión reforzar la seguridad de la región.

“Me dirijo a la señora gobernadora, con el objeto de dar respuesta a vuestra nota del día de la fecha”, comenzó la misiva el mandatario.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“El Gobierno que encabezo –continuó–, sostiene como esencia del desarrollo político, una excelente relación con los gobiernos provinciales, cuna del federalismo que nos guía”.

“Por esa razón, he decidido a través del Ministerio de Seguridad de la Nación, asistir en esta oportunidad a la provincia a su cargo con efectivos de Gendarmería que patrullarán la zona en cuestión”, destacó Fernández en la carta y agregó: “No obstante ello, es imperioso aclarar que no es una función del Gobierno Nacional reforzar el control de las rutas nacionales o brindar mayor seguridad en la región”.

Por último, Fernández recordó que la Ley 24059 de seguridad interior define que las fuerzas federales y provinciales actuaran en conjunto “cuando se encuentren empeñados en el restablecimiento de la seguridad interior”.

La gobernadora Carreras le había solicitado al presidente un refuerzo de Gendarmería y reveló además que el ministro de medio Ambiente, Juan Cabandié, “propuso un manejo en conjunto de los Parques con los grupos que los incendian”.