El presidente Alberto Fernández sostuvo que con la elección legislativa de esta noche “se termina una etapa muy dura” de la Argentina, convocó a movilizarse el miércoles por el día de la militancia  y  anticipó que en la nueva etapa que se inicia profundizará los esfuerzos del gobierno para llegar a un acuerdo sustentable con el FMI. En ese sentido, anunció que en la primera semana de diciembre enviará al Congreso un proyecto de ley que explicite el Programa económico plurianual para el desarrollo sustentable. “Ese programa contemplará los mejores entendimientos que nuestro gobierno haya alcanzado con el staff del FMI en las negociaciones que lidera nuestro ministro de economía, Martín Guzmán, sin renunciar a los principios de crecimiento económico e inclusión social a los que me he referido previamente. Ésta es una decisión política que cuenta con el pleno aval del Frente de Todos”, advirtió

 Además, anunció que “convocará a los representantes de la voluntad popular para acordar una agenda lo más compartida posible”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Creo en la Argentina, creo profundamente en la Argentina”, dijo el mandatario, cuyo mensaje,  difundido a las 22, fue grabado en la residencia de Olivos, luego de conocerse los primeros guarismos de la elección legislativa y antes de trasladarse hasta el búnker del Frente de Todos, en el barrio de Chacarita, donde celebró junto a Victoria Tolosa Paz, Leandro Santoro, Axel Kicillof, Sergio Massa y Máximo Kirchner.

“Hoy empieza la segunda parte de nuestro gobierno y sé bien que los argentinos y argentinas necesitamos un horizonte. Tenemos derecho a la esperanza. Hablé y escuché a centenares de personas. Todos y todas necesitan más certidumbres. Saber que cada día, cada mes, estaremos un poco mejor. Saber que después de tanto dolor, también en homenaje a quienes nos han dejado, podremos ir reorganizando nuestras vidas. Estoy seguro de que lo vamos a conseguir”, dijo.

Crédito: Diego Martínez

Alberto Fernández formalizó la propuesta al diálogo con la oposición que había planteado más temprano el presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa:  “Si queremos resolver estos desafíos a los que nos enfrentamos, necesitamos que las grandes mayorías generen consensos. En ese sentido, y a la mayor brevedad posible, voy a dirigirme a los representantes de la voluntad popular y a las fuerzas políticas a las que representan, para acordar una agenda tan compartida como sea posible. Una oposición responsable y abierta al diálogo, es una oposición patriótica”, dijo.

Fernández habló de la deuda con el FMI como uno de los objetivos cercanos a resolver, aunque volvió a sostener que no lo hará con un ajuste. “A quien diga que el problema con el Fondo Monetario Internacional puede ser resuelto en cinco minutos le digo que negociar no es obedecer. Quiero ser muy claro. Estoy seguro de que con ajuste no se logra ni siquiera ordenar las cuentas públicas. El superávit fiscal virtuoso siempre es hijo del crecimiento, nunca del ajuste”, expresó

Y agregó: “En esta nueva etapa profundizaremos nuestros esfuerzos para llegar a un acuerdo sustentable con el FMI. Debemos despejar las incertidumbres que conllevan deudas insostenibles como ésta. Y debemos hacerlo preservando las condiciones que nos permitan seguir por el sendero de la recuperación con generación de empleo, apuntando al mismo tiempo a una reducción persistente del mal inflacionario”.

El discurso, trabajado con su entorno más cercano en la quinta de Olivos, buscó llevar un mensaje esperanzador y dar la sensación de refundación del gobierno, tras el duro traspié en la PASO, que este domingo logró atenuar al revertir los resultados de algunos distritos, aún cuando Juntos por el Cambio mantuvo una diferencia de casi 9 puntos a nivel nacional.

“El pesimismo es contagioso, pero, por suerte, la esperanza también lo es. Tenemos esperanza, decisión y un futuro mejor para construir en conjunto. No comparto, en absoluto, la posición de quienes dicen que no tenemos destino”. No pueden darnos lecciones quienes no se hacen cargo de los daños que han causado”, concluyó.