El dirigente radical Ricardo Alfonsín será el próximo embajador argentino en España. La información se difundió este martes 4 de febrero desde el entorno del presidente Alberto Fernández, que le informó la designación al jefe de Gobierno español, Pedro Sánchez, con quien se reunió en el marco de su gira europea.  Desde el entorno del ex diputado nacional señalaron a Tiempo que Alfonsín no hará declaraciones hasta reunirse con el presidente y formalizar la decisión. El encuentro sería el próximo sábado, luego del regreso de Alberto F.

Alfonsín, ex candidato presidencial en 2011, diputado nacional durante ocho años (2009-2017), ex presidente del comité bonaerense de su partido, entre otras lugares que ocupó en el radicalismo, se volvió los últimos años la cara más visible del rechazo a la alianza entre la UCR y el PRO que nació en marzo de 2015, en la ciudad de Gualeguaychú, Entre Ríos.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Esto lo dejó en un vértice que siempre es complejo de transitar en la política. Sus ideas-él suele decir siempre que son las de la UCR, al menos la de una vertiente-, lo ponían en la vereda opositora a las políticas del gobierno neoliberal de Mauricio Macri. Pero su pertenencia partidaria histórica lo hacían parte del oficialismo. Eso lo dejó en esa compleja diagonal, la del disidente interno, que cuestionaba públicamente las políticas del macrismo y el respaldo “acrítico” que la UCR  les brindaba. 

Luego de las elecciones de 2019, la coalición Cambiemos pasó a la oposición y el peronismo unificado con sus aliados en el Frente de Todos asumió el gobierno. Este cambio de roles no implicó, al menos hasta ahora, una modificación de las posiciones políticas ni de las visiones que se defienden. La mayoría de la UCR y el PRO siguen en sintonía con posiciones de derecha. Este no es un dato menor para explicar, parcialmente, la decisión del ex diputado nacional, que no deja su partido pero se incorpora de alguna forma a un gobierno de otras fuerzas.

Hubo algunas voces en la tarde de este martes que cuestionaron la decisión del dirigente de la UCR. El líder de la juventud radical bonaerense, Martín Borrazas, aseguró que “pedirá la expulsión” partidaria del hijo del histórico presidente. Sin embargo, quien conduce el Comité Nacional radical, Alfredo Cornejo, le bajo el tono a la polémica diciendo que era “una decisión personal”.

Para los radicales con territorio, como Cornejo, que puso a su delfín a gobernar Mendoza, como Gerardo Morales, que se reeligió en Jujuy, la designación de Alfonsín implica contar con un nuevo interlocutor para relacionarse con el gobierno nacional, algo que nunca pueden evitar los gobernadores, sea cual fuere su partido. Este es un dato político que los mandatarios provinciales radicales sólo reconocen en reserva.