El juez federal Marcelo Martínez de Giorgi le ordenó al Ministerio de Justicia que aporte copia del expediente por el cual el ex ministro del área Germán Garavano propició como “arrepentido” al monotributista Alejandro Vandenbroele, pieza clave para las condenas en la causa por el fallido rescate de la imprenta Ciccone Calcográfica.

El magistrado hizo lugar a un pedido de la fiscal Paloma Ochoa, quien reclamó la “copia digital del Expediente N° 753/2017 del Programa Nacional de Protección a Testigos e Imputados, como así también de todas aquellas actuaciones producidas y que se vinculen con la admisión, permanencia y medidas de protección adoptadas respecto de Vandenbroele”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

También podés leer: Ciccone: el banquero Brito apuntó contra Vanderbroele y pidió ser sobreseído

La fiscal quiere saber todo lo relativo a “la custodia, alojamiento, cambio de domicilio, suministro de medios económicos y asistencia” que se le proveyó a Vandenbroele desde la cartera de Justicia durante la gestión de Garavano.

El pedido es una medida de prueba central en la investigación para determinar si el aporte de Vandenbroele como “imputado colaborador” se produjo como contrapartida del financiamiento de un emprendimiento turístico en la provincia de Mendoza con fondos públicos.

La fiscal Ochoa tiene delegada la investigación, pese a lo cual y con la presunta intención de evitar planteos de nulidad, requirió que la medida fuera corroborada por el juez Martínez de Giorgi.

El magistrado resolvió: “no obstante que las presentes actuaciones se encuentran delegadas en cabeza de la Fiscalía, corresponde proveer a lo requerido por la Dra. Ochoa en la presentación”.