Tras varios días sin aparecer públicamente, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman, volvió de vacaciones y tuvo una particular explicación sobre los incendios e inundaciones que afectan amplias zonas del centro y sur del país.

«Lo que parece una especie de profecía apocalíptica, los argentinos y el mundo empezamos a ver que acá tenemos incendios, en Santa Fe tenemos inundaciones, y esto se llama adaptación, que es cómo nos vamos a organizar para minimizar riesgos ante lo que le hicimos al planeta y que nos devuelve multiplicado con estas catástrofes», señaló el funcionario.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En varias entrevistas radiales, el funcionario anunció que recorrerá las zonas afectadas para «coordinar los trabajos» y «minimizar los riesgos».

Meses atrás, Bergman había señalado que había que rezar para evitar incendios forestales. Con sus ya célebres juegos de palabras, comentó: «Los problemas no se resolvieron rezando sino trabajando».