En búsqueda de tender un puente con los jóvenes, el gobierno lanzó el Consejo Multisectorial que congregará a representantes de los movimientos sociales, sindicales, productivos, de culto, y universidades. La presentación estuvo a cargo del jefe de gabinete Santiago Cafiero junto a la directora ejecutiva del Instituto Nacional de Juventudes (Injuve), Macarena Sánchez.

La que primero advirtió la necesidad de apuntar a ese segmento de la sociedad fue la vicepresidenta, Cristina Fernández, quien la semana pasada revivió el programa Conectar Igualdad, una política pública destinada a los jóvenes y vinculada a las nuevas tecnologías. Este martes el gobierno se sumó al objetivo de tender puentes en este sentido.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Cafiero apuntó en particular contra las notas y mensajes de desaliento de los medios opositores. “Desde que se inició nuestro Gobierno, hay notas, notas y notas de argentinos exitosos que se van afuera. Argentinos que se van afuera a trabajar en cosas que acá no estarían dispuestos, como si eso fuera un destino común para el país. El destino para nuestras juventudes no puede ser Ezeiza. El destino tiene que ser poder desarrollase en un país que da todas las posibilidades”, remarcó el jefe de ministros. Al respecto,dijo que, como contrapartida, “hay ejemplos enormes” de lo que pasa en la Argentina, pero sostuvo que esas experiencias “no venden”.

“La Argentina no es ese país de mierda que nos tratan de retratar. Hay 12 países en el mundo que hacen vacunas contra el Covid y la Argentina es uno. No somos tan malos. La Argentina es uno de los 15 que hace satélites de gran porte. Es uno de los lugares en donde más se viene desarrollando en economía del conocimiento. Esto no lo defiende un Gobierno; lo tenemos que defender entre todos. Tenemos un país maravilloso”, añadió.

Frente a representantes de organizaciones empresariales, sindicales y políticas, Cafiero defendió y alentó la participación de los y las jóvenes. Y los llamó a tener “una imagen contemplativa de la situación, no sólo de la pandemia, sino de las políticas económicas que se aplicaron (en el gobierno anterior) y que van en contra de la producción y el empleo, que atentan especialmente contra los jóvenes y las mujeres”.

En ese sentido dijo que los de menor edad “están destinados a disputar el presente para construir el futuro” y que eso “los convierte en electores de cambio ahora”. “Somos la generación de la democracia”, señaló para apuntar que los nacidos después de 1983 tienen la “capacidad de escucha” para “sentarse a discutir”. Y es allí “dónde no hay cuestiones irreconciliables”.

“Somos parte de un Gobierno que intenta estimular el diálogo político. De nada le sirve a la Argentina una juventud callada. Tenemos el 57% de los niños pobres en el país, si eso no nos interpela, yo no sé qué puede hacerlo. Cuando se detectó esa problemática el Estado lanzó la Tarjeta Alimentar, pero si no logramos construir un proyecto que genere trabajo, la pobreza no la vamos a reducir con la tarjeta Alimentar”, apuntó.

Por su parte, Sánchez remarcó que todos los sectores presentes en el acto estaban de acuerdo “en la importancia que tienen las juventudes, tanto en la producción como en el empleo”. El objetivo del Consejo -según se explicó- es “concretar espacios jóvenes de discusión en torno a la producción y el empleo, que coordinados regionalmente, puedan generar documentos de trabajo que pongan de manifiesto las principales problemáticas y fortalezas de sus territorios”.