Luego de muchas movilizaciones de organizaciones sociales, el Gobierno nacional arrancó finalmente la aplicación de la ley de Emergencia Social aprobada el año pasado.

A través de la resolución 201 del Ministerio de Trabajo, el gobierno nacional hizo oficial la ampliación de los programas de ayuda económica de esa cartera. La medida forma parte de la “transición al salario social complementario” e irá destinado a trabajadoras y trabajadores que finalicen su participación en algunas de las líneas de asistencia económica individual del Programa Trabajo Autogestionado, en el Programa Construir Empleo en otros planes del Ministerio de Trabajo.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Según explica la cartera conducida por Jorge Triaca, los beneficiarios “percibirán en forma directa y personalizada una ayuda económica no remunerativa mensual de 4.000 pesos a través de una tarjeta magnética”.

“Esta prestación dineraria tendrá por objetivo solventar, apoyar y promover los esfuerzos individuales y colectivos de los sectores sociales más postergados, dirigidos a concretar su fuerza laboral en un trabajo formal y de calidad”, explica la resolución.

No podrán recibir este beneficio quienes tengan una remuneración proveniente de un contrato laboral bajo relación de dependencia; prestaciones contributivas por desempleo; prestaciones previsionales o reciban ayudas económicas provenientes de programas de empleo.

Informa además que los empleadores que contraten a trabajadoras y trabajadores incluidos en este programa podrán acceder a incentivos económicos.

La Subsecretaría de promoción del sector social de la economía será responsable del monitoreo del Programa de transición al salario social complementario y de informar al Consejo de la economía popular y el salario social complementario sobre los resultados de su ejecución.