Dentro del temario de sesiones extraordinarias del Congreso, se encuentra un proyecto de ley enviado por la Casa Rosada que propone otorgar por única vez un beneficio extraordinario a familiares de los tripulantes del submarino A.R.A. San Juan. La iniciativa, elaborada por el Ministerio de Defensa que comanda Agustín Rossi, se asemeja a la ley para víctimas del atentado de la AMIA que sancionó el Parlamento en 2015. 

El proyecto ingresó en la Cámara de Diputados el pasado 30 de noviembre.  Tiene giro a las comisiones de Presupuesto y Hacienda y la de Defensa. En el texto se establece el derecho de los familiares a percibir, por única vez, un beneficio de carácter económico que no será obligatorio. Esto quiere decir que cada pariente podrá elegir si cobra el aporte o inicia un juicio para reclamar el resarcimiento que considera.  

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

¿Cómo será esa ayuda? El monto será una remuneración por única vez equivalente al sueldo de los agentes de nivel A, grado 0, del Convenio Colectivo del Sistema Nacional de Empleo Público multiplicado por 100. Esa cifra son unos 6.6 millones para los familiares directos de cada víctima. En el caso de haya hijos, tienen la prioridad y se divide por partes iguales. Si no los hay, se reparte entre los progenitores y el cónyuge “siempre que no se hubiera encontrado separado o separada de hecho al día de la desaparición o muerte”. La fórmula es muy similar a la que se utilizó para los familiares de las víctimas de la AMIA y de la explosión de la fábrica militar de Río Tercero.

Hay un artículo que despierta desconfianza entre uno de los sectores de los familiares que piden indemnización por parte del Estado. Se trata del número 5. Indica que “el cobro del beneficio” implica la renuncia a todo derecho por indemnización de daños y perjuicios y “será excluyente de todo otro beneficio o indemnización por el mismo concepto”.

El compromiso de impulsar esta iniciativa había sido asumido por la cartera de Defensa tras una reunión que mantuvo Rossi en Mar del Plata con un grupo de esposas de los tripulantes. Fue tras el acto por los tres años de la desaparición de la embarcación, el 15 de noviembre de 2017, durante el gobierno de Mauricio Macri.

El expresidente, por otra parte, debe ser investigado por la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez, por orden de la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia. Es  por la responsabilidad que pudo tener junto con su ex ministro de defensa Oscar Aguad en el hundimiento.    

En diálogo con Tiempo, Luis Tagliapietra, padre de Alejandro, teniente de corbeta que viajaba a bordo del ARA San Juan expresó: “El proyecto es un buen gesto del gobierno que debería haber tenido la administración anterior”. Tagliapietra, que representa a una querella que integran 11 familias, aseguró que la postura de este grupo “es conocer la verdad”. Y  reiteró que «nunca hicimos ningún planteo de índole económico. Hemos peleado en la justicia por las causas penales que están en curso en Caleta Olivia, sumadas a las causas de espionaje ilegal hacía los familiares por parte del gobierno de Cambiemos, que tomó otra fuerza a partir de las denuncias de la nueva interventora (de la AFI) Cristina Camaño».

La iniciativa de la Rosada complementa también el ascenso al grado inmediato superior a la totalidad de los y las oficiales y suboficiales integrantes de la tripulación del submarino. Fue otorgado por decreto por el presidente de la Nación, Alberto Fernández, en su rol de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas.

El A.R.A San Juan fue hallado casi un año después de su hundimiento en el fondo del Atlántico, a unos 500 kilómetros de la costa de Santa Cruz, por la empresa estadounidense Ocean Infinity.

15 de noviembre feriado nacional.   

Para mantener vivo el recuerdo y la memoria de los 44 submarinistas, los familiares insisten con el pedido de que el Ejecutivo declare el 15 de noviembre como feriado nacional, en conmemoración del naufragio. “Son héroes nacionales y así tienen que ser recordados por todos los argentinos en esa fecha”, señalaron a Tiempo los familiares. Para esto, durante el 2020, parientes de los tripulantes sumaron varias adhesiones a través de la plataforma Change.org. 

En la Cámara de Diputados, el 13 de julio del año pasado, un proyecto similar impulsado por la diputada de Consenso Federal, Graciela Camaño tuvo dictamen favorable en la Comisión de Legislación General. El texto proponía el 15 de noviembre como “Día Nacional de la inclaudicable reivindicación de la defensa del mar argentino, en eterna conmemoración y agradecimiento a los 44 tripulantes del ARA San Juan», pero no hablaba del feriado.