El ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, afirmó que el sistema electoral argentino se caracteriza por su “solidez y la confiabilidad”, en respuesta a las críticas efectuadas por el expresidente Mauricio Macri sobre la falta de transparencia en el régimen de votación en el país.

“El sistema electoral argentino es sólido, transparente y confiable. Es el mismo sistema con el que Mauricio Macri ganó y luego perdió. Aún así, cada vez que empieza la campaña electoral, el expresidente se ocupa de sembrar dudas sobre su funcionamiento”, enfatizó el funcionario a través de un comunicado difundido por la cartera de Interior.

De Pedro consideró que “más allá de que su palabra (la de Macri) perdió valor, sigue haciendo daño que el principal dirigente de la oposición ponga en duda el funcionamiento de las instituciones”.

Esta semana, el expresidente concedió una entrevista al canal de noticias TN del grupo Clarín, en la que intentó presentar un eventual triunfo del Frente de Todos en las elecciones de medio término como fruto de una manipulación de resultados.

“Si avanzan a mayorías que hoy no tienen en el Congreso, nos vamos a quedar sin un procurador independiente que decida qué es lo que está bien, vamos a estar en libertad condicional. Lo mismo con la Corte”, sostuvo.

Pese a que las periodistas que lo entrevistaban le discutieron esa idea y recordaron que no existían antecedentes de manipulación electoral en la Argentina, el exmandatario insistiò: “Es algo que nunca pasó, pero si no ponemos un límite y hacemos una buena elección, van a contar con mayorías especiales y van a alterar todos los sistemas”, disparó. Luego, volvió a usar el recurso de comparar las realidades argentina y venezolana y arremetió: “Hay un abismo entre una sociedad republicana, respetuosa de la ley a una cosa manejada en la anarquía porque… ¿quién domina en la anarquía? Dominan las mafias”.

De Pedro, quien es el responsable político de la organización de las elecciones que se desarollarán en septiembre y noviembre en la Argentina le recomendó a la oposición “ser más responsables y cuidar las reglas de la democracia”, tras lo cual afirmó que “Macri lleva una vida atropellando a las instituciones”.

“No reconoce ningún límite -dijo sobre el fundador del PRO- . Armó una mesa judicial para garantizar su impunidad y para perseguir a la oposición, espió a propios y extraños. Ya le hizo mucho daño a la Argentina”.  «