Al filo de la fecha, aún no está claro si el proyecto que busca un alivio fiscal para beneficiar a 4,5 millones de monotributistas y 140.000 autónomos, que ayer aprobó por unanimidad Diputados, será ley en los próximos días en el Senado. Con el feriado largo en el medio, la Cámara que preside Cristina Fernández de Kirchner no tiene prevista una sesión la semana que viene.  

La iniciativa, presentada por el presidente de la Cámara Baja, Sergio Massa, propone actualizar desde el primer día de julio la facturación de los monotributistas para que eviten un cambio de categoría. La medida también aumentaría las deducciones de Ganancias que pagan los empleados en la categoría de autónomos. Tras otra sesión maratónica, el proyecto impulsado por el tigrense contó el miércoles con 237 votos aportados por los legisladores del Frente de Todos, Juntos por el Cambio, Interbloque Federal, Provincias Unidas, Movimiento Popular Neuquino, Bloque Ser y la izquierda. 

El jueves 30, al filo

Según pudo averiguar Tiempo, no habrá sesión la semana que viene porque algunos senadores no se encuentran en el país. Teniendo en cuenta los números de la Cámara Baja, los senadores del oficialismo confían en replicar los apoyos por lo que la sesión podría convocarse el jueves 30 de junio, sobre la fecha, para que el gobierno la promulgue el mismo día y pueda ser aplicada como lo establece la redacción del proyecto.  

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Además, el proyecto aún no ingresó formalmente en la mesa de entradas del Senado, donde se le dará giro a la comisión de Presupuesto y Hacienda que conduce el riojano Ricardo Guerra. 

En Diputados, el texto sufrió modificaciones propuestas por Mónica Litza y Leandro Santoro (FDT), y el legislador del Interbloque Federal, Alejandro «Topo» Rodríguez. 

Los cambios implementados al proyecto original contemplan que las categorías más bajas del monotributo -A y B- no paguen el componente impositivo, por lo que la cuota mensual será de $288 y $555 por mes, respectivamente. 

Para darle progresividad a la medida este beneficio es para los monotributistas «puros», es decir para quienes no tienen otros ingresos ya sea por jubilaciones, relación de dependencia, rentas financieras o alquiler de inmuebles. 

De acuerdo al dictamen, la facturación que podrá alcanzar cada categoría del monotributo será la siguiente: Categoría A $ 748.382; Categoría B $1.112.459; Categoría $1.557.443; Categoría D $1.934.273; Categoría E $ 2.277.684,56; Categoría F $ 2.847.105,70; Categoría G $ 3.416.526,83; Categoría H $ 4.229.985,60; Categoría I $ 4.734.330,03; Categoría J $ 5.425.770,00; y Categoría K $ 6.019.594,89. 

De esta manera, según se precisó, no incluirá aumento en las cuotas mensuales a pagar, sino que sólo se busca una actualización de los topes máximos de facturación para que los monotributistas no tengan que saltar hacia una escala mayor, o quedar afuera del Régimen Simplificado. 

Los cambios impactarán positivamente en la situación económica de 4.498.419 monotributistas, de los cuales el 39% residente en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) y el 61% restante en el resto del país. 

Con respecto a los autónomos, el proyecto prevé de 2 a 2,5 veces la deducción especial para autónomos y en triplicar la de nuevos profesionales.