El presidente Alberto Fernández encabezó esta tarde en la Casa Rosada una reunión con los integrantes de la Mesa de Enlace. Según luego afirmó el ministro de Agricultura, Luis Basterra, que participó del encuentro, el mandatario “dijo que las retenciones no son el instrumento que tiene la voluntad de aplicar sino que propone que se alcance un acuerdo”.

Tanto los funcionarios como los ruralistas se comprometieron a analizar la estructura de costos en las distintas cadenas del sector para asegurar el acceso a alimentos a precio razonable, sin tener que recurrir a subas de retenciones a las exportaciones agrícolas ni otros instrumentos de esa naturaleza.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Lo más importante fue la excelente predisposición de todos para abordar un problema tan importante como es la accesibilidad de la población a los alimentos. Hubo acuerdo en explorar todas las posibilidades que permitan que la población pueda acceder a alimentos de manera accesible”, sostuvo el ministro de Agricultura.

Durante el encuentro, el jefe de Estado dijo que sus dichos de los últimos días fueron “interpretados de una forma” y ratificó su “voluntad de diálogo para resolver el problema” de los precios de los alimentos, además de ratificar que no implementará medidas como subas en retenciones o cupos para la exportación, aclaró el ministro a la prensa.

El Presidente, quien abordó con “preocupación el tema del maíz y el trigo”, les pidió a los miembros de la Mesa de Enlace que “entre todos se encuentre la posibilidad de que los precios no se distorsionen o generen inflación y que no repercutan sobre el conjunto de la sociedad argentina”, agregó el titular de la cartera agraria.

El primer mandatario estuvo acompañado por parte de su gabinete: además de Basterra participaron el canciller, Felipe Solá, el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco.

Por el sector agropecuario, participaron los titulares de Coninagro, Carlos Iannizzotto; de Federación Agraria, Carlos Achetoni; de Confederaciones Rurales Argentinas, Jorge Chemes; y de la Sociedad Rural, Daniel Pelegrina, acompañados por sus respectivos vicepresidentes.

Luego del encuentro, que se extendió durante una hora y media en el despacho presidencial, los integrantes de la Mesa de Enlace coincidieron en que el Presidente “no va a aumentar la retenciones” y que se acordó “continuar y profundizar el espacio de diálogo” sumando a otros actores en la mesa, según precisó Achetoni, en un contacto con la prensa.

Achetoni dijo, además, que ese ámbito de trabajo servirá para analizar las “distintas situaciones y las preocupaciones del gobierno, que son las nuestras, y que se pueda seguir diagramando una mayor producción, generación de empleo y de divisas para el país”.

“Quedan conversaciones de por medio para trabajar con toda la cadena, corregir distorsiones. Le explicamos claramente que el sector productivo tiene un componente mínimo en la composición del precio de góndola”, sostuvo Achetoni.

La reunión había sido agendada por el Presidente luego de que las entidades del campo le solicitaran debatir propuestas sobre cómo estimular la producción y reducir costos que afectan su precio en góndola, y manifestar personalmente su rechazo ante un posible aumento de retenciones o la aplicación de cupos a la exportación de productos primarios.

La reacción del sector se produjo luego de que Fernández planteara la posibilidad de aplicar tales medidas para evitar un traslado al consumidor del aumento del precio internacional de productos como la carne, el maíz y el trigo.