El próximo miércoles se empiezan a tratar los proyectos para reformar la Corte Suprema en la Comisión de Asuntos Constitucionales que preside el senador jujeño del oficialismo Guillermo Snopek. Todo ocurre en el marco de la creciente tensión entre el oficialismo y el Máximo Tribunal por el abrupto desembarco del presidente de Corte, Horacio Rosatti, al frente del Consejo de la Magistratura, luego de declarar inconstitucional la ley que reformó el organismo en 2006 y reflotar la norma derogada, asumiendo atribuciones que son propias del Congreso.

En el Frente de Todos apuestan por sancionar una norma de consenso, pero desde Juntos por el Cambio aseguran que desconocen la convocatoria a la reunión de comisión. 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Según pudo reconstruir este jueves Tiempo, la presidenta del Senado Cristina Fernández, dio el visto bueno para que el ahora interbloque del FdT  avance en la discusión de un proyecto de ley para llevar adelante la ampliación de la Corte Suprema.  

En la Cámara Alta hay por lo menos dos iniciativas presentadas. Uno de los textos fue impulsado por el puntano Adolfo Rodríguez Saá, que ahora forma parte de Unidad Federal, uno de los dos bloques en que se dividió el oficialismo y que conduce el formoseño José Mayans. El proyecto fue presentado el año pasado, luego de la renuncia al Máximo Tribunal de la jueza Elena Highton de Nolasco. Y propone llevar la cantidad de integrantes de cinco -como es actualmente, aunque falta nombrar a la reemplazante de Nolasco- a nueve. 

También establece que no puede haber más de cinco jueces del mismo sexo para asegurar la paridad de género. Además señala que las y los magistrados que van a conformar la Corte deberán incluir a especialistas en las diferentes ramas del derecho: “Civil, comercial, penal, trabajo, seguridad social, constitucional, contencioso administrativo y cualquier otra rama del derecho público y/o privado”. 

También está presentado un proyecto de la riojana Clara Vega que tiene un monobloque y que ahora juega de aliada del oficialismo. La iniciativa fue impulsada en octubre del año pasado y apunta a garantizar en la integración del tribunal la paridad de género. 

La autorización para avanzar con la discusión partió del despacho de la presidencia del Senado. Llega a las pocas horas de la decisión del Frente de Todos de dividir el bloque en Unidad Ciudad y el Frente Nacional y Popular que terminó quedándose con un representante más, por lo menos por ahora, de la Cámara Alta en el Consejo. 

Por otro lado, el rionegrino Alberto Weretilneck, que también tiene un monobloque importante para los números del FdT, prepara un proyecto propio.  En principio la propuesta sería ampliar las sillas de la Corte de 5 a 13 miembros con foco en lo federal, que suele ser un eje del discurso del   senador patagónico. 

El debate no es nuevo. En 2020 sobrevoló la idea de ampliar el número de jueces de la Corte  mientras una comisión de juristas convocados por el presidente Alberto Fernández elaboraba recomendaciones sobre la forma de reestructurarla, además del Consejo de la Magistratura y el Ministerio Público Fiscal. Sin embargo, el informe presentado no se expresó sobre la cantidad de integrantes que debe tener el Máximo Tribunal. 

Desde entonces la discusión quedó congelada, pero se definió avanzar con la iniciativa luego de que el presidente del Máximo Tribunal, Horacio Rosatti, asumiera la presidencia del Consejo de la Magistratura, lo que empujó al Frente de Todos a dividir el bloque en Unidad Ciudad y el Frente Nacional y Popular para terminar quedándose con un representante más de la Cámara alta en el Consejo. La pelea sigue en la instancia judicial.