A 6 meses de la desaparición del submarino, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, celebró el día de la Armada junto a las autoridades de la fuerza en el edificio Libertad, en Retiro, con un “chocolate naval”.

La situación causó malestar entre los familiares, que se presentaron en el edificio pero no lograron ingresar a la celebración ya que el personal de la Armada se los impidió.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En la puerta del edificio, ubicado frente a los tribunales de Retiro, cuestionaron que se realizara el festejo mientras los 44 tripulantes del submarino permanecen desaparecidos.

“Nuestros hijos y familiares se sentían parte de esta institución y le están dando vuelta la cara”, dijo Luis Tagliapietra, padre de Alejandro, y cuestionó que la Armada y el gobierno nacional “no están haciendo absolutamente nada para encontrarlos”.