Hasta hace un mes, el rostro de Santiago Maldonado era desconocido para la inmensa mayoría de la sociedad. Hoy, a 31 días de su desaparición forzada en Esquel, la imagen de su cara se volvió símbolo de reclamo por su aparición con vida, junto a la leyenda «¿Dónde está Santiago».

El rostro y la pregunta comenzaron a invadir el centro porteño, ya que la concentración en la Plaza de Mayo es muy numerosa.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE











También podés leer: