El Senado bonaerense continuó este jueves debatiendo en comisión el proyecto de ley de Boleta Única de Papel que impulsa la oposición, en sintonía con la iniciativa que logró media sanción en el Congreso Nacional.

Durante la segunda reunión de la comisión de Reforma Política y Régimen Electoral, los senadores de Juntos y del Frente de Todos escucharon a siete expositores que hablaron en la Comisión de Reforma Política y Régimen Electoral sobre los pros y las contras de modificar el sistema electoral previsto en la ley 5109 y la ley que regula las PASO en la provincia.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Por el oficialismo expusieron los argumentos en contra del proyecto de ley el politólogo y asesor del Senado de la Nación, Andrés Tow; la subsecretaria de Asuntos Políticos Parlamentarios y Electorales del ministerio de Gobierno bonaerense, Sidonie Porterie; el apoderado del PJ de Buenos Aires, Eduardo López, y la directora electoral bonaerense, María Soledad Longhi. Los argumentos técnicos y políticos pasaron por los problemas asociados a la boleta única que demostró el sistema en Santa Fe y Córdoba como los altos votos negativos en las categorías secundarias; la lentitud en el escrutinio; el tamaño de las boletas y la logística. También se remarcó que el sistema actual no genera fraude.

En tanto, por Juntos, hablaron la jefa de asesores del Gobierno porteño, Julia Pomares; la integrante de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de La Plata, Ana Bourimborde, y el intendente de Rosario, Pablo Javkin. En este caso, los argumentos en favor de la boeta única pasaron por la transparencia, la agilidad y los beneficios para los partidos más chicos al garantizar toda la oferta electoral en una misma boleta.

Los proyectos que se analizan en el Senado fueron presentados por los legisladores de Juntos, Marcelo Daletto y Juan Pablo Allan. Buscan modificar la Ley Electoral N° 5109 y la Ley N° 14.086 que regula las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias en la provincia. En ambos casos se propone usar la boleta única para los comicios en los que se elijan gobernador, vicegobernador, intendentes, senadores y diputados provinciales, concejales y consejeros escolares y municipales. La boleta incluirá el nombre y apellido de los dos primeros cargos electivos por cada categoría y sus respectivas fotos, respetando la paridad de género. También se establece el uso de una plantilla Braille de votación.

La comisión de Reforma Política tendrá un tercer encuentro el próximo jueves a las 13, antes de emitir el dictamen que, se descuenta, será a favor debido a que Juntos tiene allí mayoría. El proyecto seguirá luego su camino por las comisiones de Asuntos Constitucionales y Legislación General, antes de llegar al recinto.

En la oposición se entusiasman con que la iniciativa se ponga en votación en el recinto en julio y aseguran que hay un final abierto ya que un sólo voto -o ausencia- puede cambiar el resultado. En caso de empate, el voto que define es el de la vicegobernadora Verónica Magario, por lo que el proyecto ya tiene la suerte echada.

En tanto, en la Cámara de Diputados hubo el miércoles un intento de Juntos emitir un dictamen unificado junto a Avanza Libertad en la comisión de Reforma Política y del Estado, para avanzar de manera paralela al Senado. Todo parecía todo encaminado hasta que la extrema derecha mostró diferencias y se bajaron, al menos de momento, del dictamen. El debate se pospuso para la próxima semana.