Un día después de que la Policía Bonaerense reprimiera a los empleados de PepsiCo con el objetivo de desalojar la planta situada en Vicente López, la Sala VI de la Cámara del Trabajo dispuso la reinstalación a sus tareas habituales de los despedidos por la multinacional. 

La resolución fue adoptada por los jueces Luis Raffaghelli, María Luján Garay y Néstor Rodríguez Brunengo, quienes argumentaron que «no surgen elementos de que el procedimiento de crisis haya concluido» y que tampoco hay «notificación de la empresa en tal sentido». De este modo, sostienen que los «trabajadores accionantes tienen derecho en estas condiciones, a mantener su relación de trabajo», mientras que le pide a PepsiCo que explicite las medidas para «superar la crisis o atenuar sus efectos» por la que, según la compañía, deben relocalizar la planta.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Por esta razón, «de conformidad con lo normado por el art. 78 de la LCT (Ley de Contrato de Trabajo), ‘el empleador deberá garantizar al trabajador ocupación efectiva'», señaló el fallo.

 No es la primera vez que el juez Raffaghelli se expide en favor de la reinstalación de trabajadores cesanteados. Cuando el Poder Ejecutivo resolvió disolver el AFSCA, el juez falló en favor de nueve empleados que pedían la recuperación de sus trabajos, a través de una medida cautelar. Como respuesta, el Gobierno –por medio del ENACOM- lo denunció y exigió un juicio político contra Raffaghelli, una decisión que fue criticada por distintos colegas y gremios.

La sentencia de la Sala VI establece la reinstalación de 10 trabajadores que hicieron el pedido. El abogado Edgardo Moyano, letrado de los trabajadores, le dijo a Tiempo que hay otros dos amparos de los que se espera también una resolución favorable. El fallo, además, advierte a la empresa que por cada día de demora en cumplir «el deber de ocupación» de los 10 trabajadores demandantes le aplicará una multa de 5000 pesos.