Unos cien efectivos de la policía Federal impiden el ingreso de más de 800 trabajadores del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) a sus puestos, quienes permanecían en la puerta del organismo luego del anuncio de 250 despidos. 

Según denunciaron, las autoridades amenazaron con la llegada de la Gendarmería. Durante la mañana del lunes, la policía forcejeó y lanzó gas pimienta a los trabajadores del Instituto encargado de realizar investigación y desarrollo industrial para el país.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Los empleados representados por la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) resolvieron el viernes el estado de asamblea permanente y la permanencia en el edificio ubicado en la Avenida General Paz al 5400 luego de que les anunciaran el despido de 250 trabajadores.

En ese marco, según se consignó en un comunicado de prensa de ATE nacional, decidieron permanecer durante esta jornada en la puerta del INTI “para que puedan ingresar todos los trabajadores despedidos”.

Sin embargo, el domingo se desplegó un fuerte operativo de seguridad. Ya llegaron 205 telegramas y anunciaron el envío de otros 50 más, relató a Tiempo Giselle Santana, secretaria gremial de ATE, trabajadora del departamento de Metrología y seguridad industrial.

“Muchos de nosotros tenemos más de años de antigüedad, y otros son nuevos. No somos ñoquis, como dice la gestión macrista”, relató la trabajadora.

También sostuvo que en el instituto hay un 85% de contratados. “El nivel de precarización es absoluto. Algunos son monotribustistas, otros tienen becas que se renuevan, otros son contratados. Nuestros despidos son parte del plan de reestruccturación del instituto. Quieren sacar los centros de investigación, como por ejemplo del caucho o del plástico, para armar sólo dos grandes áreas de investigación y desarrollo, pero se va a perder la investigación específica de cada área, que es lo que más aporta el INTI en el desarrollo industrial”, explicó la dirigente.