“Cambio gajo por infusión
llamarada y cascabel
este infierno pide hoy…
dame un limón”. Divididos.

Una de las primeras medidas de Donald Trump cuando asumió como presidente de Estados Unidos en enero pasado fue suspender la importación de limones desde Argentina. Por eso, resulta curioso que en la primera visita oficial de Mauricio Macri a la casa blanca bajo la presidencia del empresario el plato del almuerzo fueran agnolottis de ricota al limón. En la previa, Trump había declarado a la prensa: “Yo le voy a hablar de Corea del Norte, él me va a hablar de limones”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Los limones no fueron el único detalle de color que se desprendió del almuerzo es que en la Casa Blanca sirvieron chorizo con papas en el almuerzo, a menos de un mes de que el presidente Macri haya publicado en sus redes sociales un video en el que elogiaba a quienes asistieron a la manifestación “a favor de la democracia” del 1 de a abril por haberse movilizado “sin colectivos ni choripán”.