Aunque el número aún es alto, los casos de coronavirus bajaron un 17% en las dos últimas semanas en la provincia de Buenos Aires como consecuencia de los nueve días de confinamiento estricto que se dispusieron a nivel nacional. Los números serán claves para definir cómo seguirán las restricciones después del viernes, cuando vence el actual Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU).

El ministro de Salud, Daniel Gollan, precisó que los contagios descendieron de 10.973 casos a 9.950 casos en toda la provincia en los últimos siete días. En el caso del Área Metropolitana (AMBA), bajaron de 7.446 a 6.954 y en interior, bajó de 3.461 a 2.961 contagios diarios. El pico había sido de 12.008 casos en toda la provincia antes de la cuarentena que entró en vigencia el 22 de mayo.

“Estamos observando ya los efectos de las medidas más duras de 9 días y empezamos a tener una segunda semana de descenso de casos. Todavía estamos en niveles altos, pero la buena noticia es que bajan los casos”, señaló Gollan en la conferencia de prensa que ofreció junto al jefe de Gabinete, Carlos Bianco, para actualizar la situación sanitaria provincial.

El funcionario de Axel Kicillof apuntó que la baja total es del 17% en los últimos 14 días si se tiene en cuenta que en la última semana de mayo, el promedio de casos a nivel provincial bajó un 7%.

El descenso también se ve en los llamados a la línea 148 por casos sospechosos y, de manera muy incipiente, en la ocupación de las camas de terapia intensiva, que descendió del 75 al 73% en el Conurbano. En este sentido, Gollan aclaró que el efecto en la ocupación hospitalaria se ve 10 días después de que la bajan los casos por lo que, estimó que “en los próximos días debería verse un impacto mayor”.

En lo que respecta a la vacunación, el ministro anunció que se concluyó el hito 1, que comprendía a trabajadores de la salud y mayores de 70 años y mayores de 60 años con enfermedades preexistentes. En tanto se sigue vacunando para completar en el hito 2, que corresponde a los mayores de 60 sin comorbilidades y a los mayores de 40 años con enfermedades de base. Hasta el momento se aplicaron 5.462.020 vacunas: 4.406.177 del primer componente y 1.055.843 del segundo.

También informó que, como parte de la campaña que arrancó el sábado para vacunar a los mayores de 70 años sin previa inscripción en “Vacunate”, en los últimos tres días se inmunizó a 2291 personas que se acercaron con su DNI a los vacunatorios de la provincia.

En la misma línea, el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, también subrayó que las medidas de cuidado surtieron efecto en la curva de contagios y confirmó que ya comenzaron a trabajar con el gobierno nacional para definir cómo seguirán las restricciones después del próximo viernes. 

Reiteró que adelantar el receso escolar es “una posibilidad” pero que no está definido. Sobre volver a las clases presenciales en el AMBA y el resto de los 114 distritos que están en fase 2, sostuvo que “hoy está muy claro bajo qué condiciones no se puede volver a la presencialidad”. Recordó que sí hay clases presenciales en los 21 municipios incluidos en Fase 3 y 4.

“Queremos que haya clases presenciales en todos los distritos. No podemos permitirlo porque estamos en medio de una pandemia y cuando hay muchos contagios no es una buena idea”, apuntó Bianco. Y concluyó: “Vamos a volver a la presencialidad siempre que la situación sanitaria lo permita”.
“Queremos que haya clases presenciales en todos los distritos. No podemos permitirlo porque estamos en medio de una pandemia y cuando hay muchos contagios no es una buena idea”, apuntó Bianco. Y concluyó: “Vamos a volver a la presencialidad siempre que la situación sanitaria lo permita”.