Macri, Larreta y Acuña, ¿fueron realmente víctimas de una fake news, o se encolumnaron detrás de una información que ya sabían que era falsa? No se sabe. Lo cierto es que luego de que un portal difundiera que el Gobierno Nacional “suspendía las pruebas Aprender”, el propio ejecutivo salió a desmentir esta nueva operación mediática en la cual se encolumnó toda la oposición de Juntos por el Cambio. El ex presidente Mauricio Macri y el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, cuestionaron al gobierno nacional por haber tomado una decisión que nunca tomó.

“Seguimos cayendo. Ahora el gobierno decidió suspender las pruebas Aprender, una herramienta fundamental para tener un diagnóstico del estado real de la educación y poder actuar para resolver los problemas de millones de estudiantes”, escribió el ex presidente Macri en su cuenta oficial de Twitter, apoyándose en los dichos de un artículo periodístico. Lo mismo hizo la ministra Soledad Acuña “A nivel nacional, las evaluaciones APRENDER aportan información valiosa sobre la educación en nuestro país y hoy, más que nunca, discontinuarlas sería un error”. Y a esta cruzada se sumó el jefe de Gobierno, Rodríguez Larreta: “En este contexto, suspender por segundo año consecutivo las pruebas Aprender es negar la posibilidad de entender la realidad y de saber dónde hay que trabajar para mejorarla”.

La operación duró apenas un par de horas, luego de que el ministro de Educación, Nicolás Trotta, confirmara que las pruebas Aprender “se van a realizar como parte de un conjunto más completo de herramientas para evaluar al sistema educativo” con el objetivo de conocer “qué se aprendió en este tiempo excepcional de pandemia (…) No vamos a renunciar a los saberes ni a la calidad educativa de nuestras y nuestros alumnos. Son saberes atravesados por la pandemia y para abordarlos, vamos a construir la evidencia necesaria, como lo hemos hecho en el 2020 a través de la Evaluación Nacional de la Continuidad Pedagógica, para tomar decisiones informadas de cara a las políticas públicas que debemos continuar implementando”, agregó.

De esta manera, Trotta salió al cruce de una malintencionada información periodística que aseguraba que el Gobierno había decidido suspender las pruebas que miden los aprendizajes de alumnos de primaria y secundaria. En ese marco, desde la cartera educativa especificaron que actualmente se lleva adelante un Plan Nacional de Evaluación 2021-2022 que incluye una variedad de enfoques, estrategias, componentes e instrumentos que permitirán abordar distintos aspectos de la educación escolar que son objeto de evaluación, especialmente en el contexto excepcional de la pandemia. “Por ello, en abril 2022, cuando las y los alumnos hayan regresado de manera presencial a las aulas en todo el territorio nacional, vamos a evaluar de manera censal el último año de la escuela primaria y en octubre o noviembre lo haremos con la escuela secundaria”, subrayó el ministro de Educación nacional.

“Lo más importante es qué hacemos con los resultados de las evaluaciones para enfrentar el impacto no solo de la pandemia sino de los cuatro años de desfinanciamiento educativo del Gobierno de Macri”, añadió el Trotta, y apuntó a los dirigentes opositores que “se llamaron entonces a silencio mientras desfinanciaban la educación en un 33% en cabeza del Estado nacional, discontinuaron Conectar Igualdad y terminaron 174 jardines de los 3000 que prometieron”. Por último, agregó que “las evaluaciones que se llevarán adelante este año serán muestrales porque es lo metodológicamente correcto al tener una presencialidad alternada e intermitente de acuerdo a los indicadores epidemiológicos”