Las autoridades de la Coalición Cívica, lideradas por Elisa Carrió, reclamaron este martes a la presidenta del Senado, Cristina Fernández de Kirchner, y al titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, que nombren a los legisladores propuestos por la UCR y el PRO para completar la integración del Consejo de la Magistratura.

Por su parte, el viceministro de Justicia, Juan Martín Mena, aseguró que el Gobierno nacional va a “avanzar” con una reforma del sistema judicial “profunda”, al mismo tiempo que calificó de una decisión “100% política” la resolución dictada ayer de la Corte Suprema de Justicia que dispuso que el nuevo Consejo de la Magistratura de 20 miembros comience a funcionar con la presidencia a cargo del titular del máximo tribunal, Horacio Rosatti.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Los dirigentes de la CC afirmaron que «cualquier otra decisión por parte de ustedes como autoridades del Congreso, representa un alzamiento inadmisible contra una sentencia dictada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación» y, «en definitiva, un alzamiento contra el orden constitucional, conducta esta que puede encuadrarse en delitos penales».

«No tienen ustedes obstáculo judicial, ni legal, y no debería prevalecer sobre la Constitución y la ley argumento político alguno para que den cumplimiento en lo inmediato al referido caso resuelto por la Corte Suprema», afirmaron los dirigentes de la CC en una nota enviada a Fernández de Kirchner y a Massa.

En el texto, que lleva la firma de Maximiliano Ferraro, Juan Manuel López y Elisa Carrió, los dirigentes consideraron importante esa designación, tras la resolución de la Corte Suprema que anuló la medida cautelar presentada por el juez federal de Paraná, Daniel Alonso, que frenaba el nombramiento de representantes del Congreso en el Consejo de la Magistratura, el cuerpo encargado de la selección y la remoción de jueces, y de la administración de la justicia.

Propuesta de reforma judicial

“Nunca había ocurrido algo así en nuestro sistema jurídico. La Corte se está arrogando facultades que son del legislativo”, afirmó el viceministro de Justicia Juan Martín Mena en la mañana de martes, en declaraciones a radio Futurock FM, y adelantó: “Vamos a avanzar con una reforma judicial profunda”.

Este lunes, la Corte Suprema -con la firma de tres de sus miembros- dispuso que el nuevo Consejo de la Magistratura de veinte miembros comience a funcionar «de manera inmediata» con la presidencia de Rosatti.

“La Corte se tomó seis años para analizar 20 artículos del funcionamiento del Consejo de la Magistratura” y ahora “estamos cediendo calidad democrática con esta maniobra de la Corte y no podemos permitirlo”, indicó Mena en sus declaraciones del martes.

“La Corte tomó una decisión cien por ciento y exclusivamente política”, remarcó Mena, quien resaltó que “hasta (el expresidente del máximo tribunal, Ricardo) Lorenzetti votó en disidencia y les dijo a los magistrados que estaban yendo más allá”.

En ese sentido, agregó: “Quien no ve en el fallo de la Corte un movimiento político para condicionar a los otros dos poderes del Estado, no está queriendo ver lo que pasa en nuestro país”.

Respecto a la actitud adoptada por los sectores de la oposición, Mena manifestó que “por la mezquindad de sacar una ventajita en contra del Gobierno, los senadores y diputados están cercenando sus facultades”.