Con apenas 45 años, Ramón Javier Mestre gobierna la ciudad de Córdoba desde 2011. Este domingo intentará seguir los pasos de su padre, el histórico dirigente radical homónimo, que gobernó la provincia entre 1995 y 1999.

Se recibió de abogado en la Universidad Nacional de Córdoba y fue escalando en la estructura partidaria hasta llegar a ser senador nacional.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Si bien se destacó por los proyectos de obra pública, Mestre fue criticado por la gestión del manejo de la basura, tras una privatización de la empresa recolectora cuestionada por la oposición que encarnó Luis Juez.

Tras dos mandatos en la ciudad capital, Mestre carga sobre sus hombros el desgaste de la gestión. Pero su apellido le juega a favor a la hora de cosechar votos entre los electores radicales desilusionados con la alianza Cambiemos.