El diputado nacional por el Frente de Todos y presidente de la Comisión Bicameral de Inteligencia, Leopoldo Moreau, afirmó este viernes que el acto de respaldo al expresidente Mauricio Macri en Dolores tuvo una convocatoria “muy pobre” y consideró que “sería muy raro que la gente respalde el acto aberrante del espionaje a los familiares del ARA San Juan”. “No está en duda que hubo espionaje; está absolutamente comprobado con documentos. Lo que está en discusión es quién lo ordenó y quién lo usó”, dijo Moreau en declaraciones formuladas esta mañana a la radio online FutuRöck.

Este viernes por la mañana Macri volvió a ser citado a declaración indagatoria el próximo miércoles 3 de noviembre a las 12 por el juez federal de Dolores Martín Bava, en la causa que lo investiga por supuesto espionaje ilegal a familiares de los fallecidos en el hundimiento del submarino ARA San Juan, en 2017. Este jueves la indagatoria al expresidente fue suspendida a pedido de su abogado, quien consideró necesario que se le levantara a su cliente el deber de guardar secreto sobre asuntos de inteligencia, un trámite que fue cumplimentado horas después por un decreto del presidente Alberto Fernández.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En este sentido, Moreau opinó que “más allá que el abogado lo haya usado como artilugio” aún así “hacía falta relevar a Macri del secreto de Estado para que pudiera declarar”. Moreau sostuvo que “en el caso de Macri, no solo le corre una responsabilidad objetiva al ser la cabeza como presidente” sino que también “está en juego que él fue usuario de actos que fueron claramente delictivos”.”El propio Macri admite ese espionaje cuando dice que colaboraban con Casa Militar. Ni la Casa militar, ni la AFI pueden justificar a partir de la visita del presidente un espionaje ilegal”, afirmó.

Con respecto al proceso judicial, el diputado indicó que “Macri está teniendo todas las garantías que él no le brindaba a los demás durante su mandato”. Por otro lado, para Moreau, la demora del proceso se debe a que “todos los involucrados en todas las causas de espionaje quieren llevar las causas a Comodoro Py porque ahí tienen estacionados a sus cómplices”. “Macri ganó tiempo para ver si logra mandar la causa a Comodoro Py y no declarar nunca”, expresó. Para finalizar, el diputado señaló que “el problema que tienen con el juez es que no es de los que jugaban al paddle con Macri ni con nadie de la política”, en referencia a visitas de magistrados a la Residencia de Olivos durante la gestión del exmandatario.