La baja del índice de pobreza al 37,3% en el segundo semestre de 2021 «indica que el camino» tomado por el Gobierno para resolver la situación socioeconómica «es el indicado», aunque los números al respecto «siguen siendo altos», sostuvo este jueves la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti.

«Estos números obviamente son alentadores», manifestó Cerruti en su habitual conferencia de prensa de los jueves en Casa Rosada, en la que relacionó la mejora de los indicadores sociales con el crecimiento de la economía y del empleo.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Asimismo, advirtió que para afianzar esa recuperación fue «imprescindible» haber cerrado el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), ya que sin ese aporte «hubiésemos tenido un default» y los índices de pobreza «habrían crecido a un nivel inimaginable», si bien la medición del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) corresponde al segundo semestre de 2021.

La Portavoz destacó que en la baja del índice de pobreza «está teniendo impacto el crecimiento económico» y que la evolución del indicador «casi refleja el crecimiento del empleo» en el mismo período.

En ese sentido, remarcó que las mejoras en los indicadores de actividad económica «no solo se reflejan en niveles superiores a los de la pre pandemia» sino incluso son «superiores a los de 2019».

Al respecto, señaló que «el mundo está atravesando momentos muy complejos» y que la guerra entre Rusia y Ucrania «está teniendo reflejos en la Argentina».

El índice de pobreza retrocedió al 37,3% en el segundo semestre del año pasado, por debajo de la medición del primer semestre de 2021, cuando fue de 40,6%, y del 42% de igual semestre de 2020, informó ayer el Indec.

En tanto, el índice de índigencia, entendido esto como el porcentaje de personas cuyos ingresos no les alcanza para procurarse el mínimo de alimentación, se ubicó en 8,2% al término del segundo semestre del año pasado, contra el 10,7% del primer semestre y del 10,5% de igual período de 2020.

En base a los números del Indec, en el último semestre de 2021 salieron de línea de pobreza más de 920.000 personas respecto a igual período de 2020, debido a que entre un período y otro se verificó una merma de 4,7 puntos porcentuales entre ambas mediciones.

Esta reducción en la pobreza tuvo su correlato en el nivel de actividad de la economía, que a lo largo de 2021 marcó un incremento de 10,3%, luego de caer 9,9% en 2020.

De esta forma, con una población estimada en 45 millones de personas, estas cifras implican que alrededor de 16,6 millones se encuentran en situación de pobreza, y de ese total 3,6 millones son indigentes.