Luego de que se conocieran los resultados de la autopsia a los restos de Facundo Astudillo Castro, en el que se concluyó que la muerte del joven había sido de manera violenta, aunque no se podía aseverar si se trató de un suicidio, un homicidio o un accidentes, la querella ofreció una conferencia de prensa en donde aclaró que el estudio refuerza la hipótesis de “desaparición forzada seguida de muerte” del joven de 22 años que había sido visto por última vez el 30 de abril cuando en medio de la cuarentena intentó viajar de Pedro Luro a Bahía Blanca, para reencontrarse con su ex novia.

El encuentro virtual, tutelado por Amnistía Internacional, fue protagonizado por la madre la víctima, Cristina Castro; los abogados querellantes Leandro Aparicio y Luciano Peretto; la representante de la Comisión Provincial por la Memoria, Margarita Jarque; y la perito de parte Virginia Creimer.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Esto recién empieza. Han llegado resultados de estudios que no teníamos, en donde muchos análisis de ADN coinciden con el mío, es decir el ADN de mi hijo”, adelantó Cristina sobre una serie de pericias de las cuáles prefirió no dar mayores detalles para no entorpecer la investigación. En esa misma línea, la mujer aseguró que “Facundo no se suicidó, no tuvo un accidente, a Facundo lo mató la policía Bonaerense. Nosotros nos manejamos con pruebas. Estamos muy cerca de conocer la verdad”.

Respecto al informe dado a conocer hoy por la jueza María Gabriela Marrón, la madre del joven se mostró sorprendida por la actitud de la odontóloga, quien se habría desdicho según afirmó: “fue presionada, manipulada y eso no lo voy a permitir”, esgrimió.

Por su parte, Creimer argumentó que la presentación que hiciera hoy temprano la jueza Marrón en la sede del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) se trató del informe de un “falso ateneo” dado que “las discusiones entre peritos son secretas” y se quejó que desde el juzgado se haya informado a la prensa que todos los especialistas rubricaron el informe, cuando ella lo hizo en disidencia.

También podés leer: La autopsia señala que Facundo murió por “ahogamiento” pero no logró determinar si hubo homicidio

Creimer también denunció que en alguno de los tramos de la necropsia se le impidió como querella que “ejerciera su derecho a discusión científica” de algunos puntos del estudio. “Se llegó a la misma conclusión que anticipamos hace 40 días, que murió de forma violenta, por asfixia, tal cual lo habíamos establecido, por sumersión. Fue sumergido, hasta que ingresara líquido en él”, indicó.

“Para hablar de muerte violenta –continuó la perito-, se corroboran tres posibilidades: suicidio, que no fue, ya que no tenía antecedentes en ese sentido y tenía un proyecto de vida, contactos estrechos con su comunidad, peleaba por los Derechos Humanos; un accidente también lo descartamos porque no tenía ningún otro tipo de lesión; y descartado los dos anteriores, nos volcamos por el homicidio que es la misma hipótesis que esta querella sostiene desde el día uno”.

En tanto, el abogado Peretto reconoció: “Teníamos expectativas inferiores de las que finalmente arrojó el estudio, debido a la degradación de la prueba. Facundo encontró la muerte de manera violenta por asfixia, por sumersión en un cangrejal, las otras dos variables son absolutamente inviables” y concluyó, al igual que su colega Aparicio, que el caso hay que abordarlo en todo su contexto, por lo que consideran que la autopsia no incluyó un análisis de los otros elementos que dirigen la investigación sobre los agentes de la Bonanerese.

Al ser consultada sobre el respaldo político de los funcionarios, Cristina sentenció: “Yo no hago política, pero sé quienes son los responsables políticos: el intendente, el gobernador de la provincia y presidente. Le guste a quien le guste y le moleste a quien le moleste”.