Gestión, inclusión a través del trabajo, salarios que le ganen a la inflación y seguridad para los vecinos pero sin “demagogia punitiva” son algunos de los ejes –y también desafíos- que los intendentes del Frente de Todos plantean para salir al campo de juego de esta campaña electoral atípica, marcada por una pandemia que la sociedad quiere dejar atrás.

Con la durísima prueba que representó para el Estado nacional evitar el colapso sanitario y dar a la población certidumbres acerca de cómo cuidar su salud y proteger su vida, los jefes comunales saben que hay otras demandas que preocupan a la ciudadanía, tanto en los distritos del Conurbano que forman parte del Área Metropolitana de Buenos Aires, como en las comunas del interior bonaerense.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En diálogo con Tiempo, el intendente de Almirante Brown, dirigente justicialista y actual precandidato a diputado provincial por la populosa Tercera Sección Electoral, Mariano Cascallares, analizó: “Para nosotros, la mejor campaña es resolverle problemas a la gente a través de la gestión. Por eso esta semana, por ejemplo, pusimos en marcha el programa ‘Te Sumo’ para generar oportunidades laborales para jóvenes de 18 a 24 años junto a Santiago Cafiero, Victoria Tolosa Paz y los ministros e intendentes en el Parque Industrial de Burzaco. La gente sabe que la salida de la pandemia y de la crisis que lleva más de cuatro años es un Estado que incluya, que ponga primero a los que están últimos y que genere oportunidades para todos”.

En el listado de preocupaciones de sus vecinos, Cascallares destaca dos. “Claramente, la inseguridad y la economía. Y los intendentes tenemos muchísimo para contar respecto de las herramientas que sumamos cada día para prevenir el delito y cuidar a los vecinos. Como las alarmas comunitarias, las cámaras de seguridad, los centros de monitoreo, los móviles policiales que se incorporaron a partir del trabajo articulado con Nación y Provincia, e incluso las luces LED que estamos colocando por miles. Con respecto a la economía, acá hay un gobierno que trabaja todos los días para que los salarios le ganen a la inflación y eso es lo que va a ocurrir en este segundo semestre”, proyectó.

Desde el oeste del Conurbano, el intendente de Morón, Lucas Ghi, coincide: “Para quienes tenemos responsabilidades de gobierno, el mejor plan que podemos tener es abocarnos rigurosa y enérgicamente a los desafíos de gestión, tratar de dar respuesta positiva a cada una de las demandas de nuestra gente en materia tanto sanitaria –que tiene que ver con este fenómeno que nos ha tocado atravesar en estos días–, como en aquellas, prioritarias, que van desde la seguridad a la inclusión, y que constituyen los principales ejes de gestión cotidianos”.

En el ítem seguridad, Ghi desarrolló cuál es la mirada que diferencia su gestión como alcalde del Frente de Todos, respecto a JxC. “Entiendo que nuestra mirada es más integral, menos reduccionista, que no cae en los giros propios de la demagogia punitiva, que muchas veces puede resonar bien como consigna panfletaria pero que, a la luz de la experiencia, tanto nacional como internacional, está claro que no aporta los mejores resultados”.

“Las democracias más seguras no son solo las que tienen los dispositivos más eficientes en materia de prevención. Es una condición necesaria tener una policía entrenada, bien pertrechada, bien remunerada, debidamente conducida, y además (también es una condición), jerarquizar el espacio público, integrar vía el trabajo, donde la salud es un derecho que pueden ejercer todos, al igual que la educación. Las democracias más seguras garantizan el derecho a la seguridad, con la seguridad de los derechos”, argumentó.

El interior bonaerense

Más allá del Conurbano, los bonaerenses de los distritos del interior provincial mantienen demandas y realidades específicas. El intendente de Carlos Casares y actual precandidato a senador provincial por la Cuarta Sección Electoral, Walter Torchio, analizó: “Estamos entusiasmados, porque el gobernador (Axel Kicillof), con una enorme voluntad de tener una política de Estado concreta, anunció y puso en marcha un programa de desarrollo para la ruralidad, el Plan Bonaerense de Desarrollo Rural, que me parece absolutamente indispensable, y que era muy reclamado por los vecinos del interior de la Provincia de Buenos Aires”.

Además del desarrollo de la actividad rural, la otra preocupación que detectó Torchio en sus vecinos está vinculada a la economía. “Obviamente, confío en que el gobernador y el presidente van a tomar las medidas para aminorar o disminuir la inflación, que es una situación que nos preocupa. Por otro lado, el Estado ha venido haciendo un enorme esfuerzo en llevar adelante obras públicas estructurales en todos los municipios, y además ha generado respuestas para acompañar distintas necesidades. Es un momento difícil, lo sabemos, y estamos dispuestos a hacer todo lo necesario para tratar de resolver este problema de cara al futuro”, reafirmó.  «