La Cámara Federal de La Plata rechazó un pedido del abogado José Ubeira, a nombre de sus representados, el ex jefe del Ejército César Milani y el ex titular de Yacyretá Oscar Thomas, para que la investigación por espionaje ilegal que por ahora tramita en los tribunales de Lomas de Zamora se acumule a la Causa D’Alessio, que instruye la justicia federal de Dolores.

“Teniendo en cuenta el significativo y profuso avance del proceso penal que se viene desarrollando bajo el control del juez a cargo del Juzgado Federal Nº 2 de Lomas de Zamora, y sin evidenciarse, hasta el momento, razones concluyentes que resulten fundamento suficiente para decidir en otro sentido, la pesquisa debe seguir bajo la órbita de dicho órgano jurisdiccional”, sostuvo la Cámara platense.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La Cámara de Casación ya se pronunció a favor de que la causa por espionaje que lleva adelante el juez de Lomas Juan Pablo Augé y los fiscales Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide se traslade a los tribunales federales de Comodoro Py.

Pero esa decisión está ahora bajo observación por cuanto uno de los jueces que tomó esa decisión es Mariano Borinsky, quien se reunió en al menos 15 oportunidades con el ex presidente Mauricio Macri durante su mandato, en la Quinta Presidencial de Olivos.

Ubeira sostiene que la organización bajo investigación es la misma en Dolores, Lomas de Zamora, Mar del Plata y la Capital Federal, pero como la primera causa se instruyó en Dolores a partir de la investigación sobre el falso abogado Marcelo D’Alessio, debe ser allí donde tramiten todos los expedientes.

El juez Augé, primero, y la Cámara, ahora, rechazaron el planteo: “no se precisan hechos concretos coincidentes o superpuestos entre esas pesquisas, sino que se alude genéricamente a la ‘organización criminal paraestatal’ que en su resolución el magistrado de Dolores identificó como objeto de investigación y que podría abarcar las maniobras de autos”.

El juez César Álvarez, en un fallo unipersonal, sostuvo que “ante la falta de identificación de elementos concretos que sirvan de sustento del planteo, no resulta posible efectuar una valoración razonable y precisa en relación con los motivos de agravio del recurrente en orden al rechazo de la alegada conexidad”.

Ubeira explicó que “no sugirió convertir al Juzgado de Dolores en fuero de atracción de cualquier delito que hubiera cometido algún agente formal o informal de la AFI sino centralizar todas las investigaciones cuyas circunstancias especiales permitan relacionarlas con la real naturaleza que supone una actividad criminal paraestatal cuya ‘jefatura’ -por decirlo sin demasiado rodeo- aún no fue debidamente establecida, pero es evidente que trasciende la AFI.”

“Las apreciaciones del recurrente no se orientan a demostrar la existencia de un perjuicio o conculcación de derechos, sino que constituyen una diferente valoración de las constancias probatorias adunadas a la causa”, sostuvo el fallo de Cámara.