El gobierno nacional respaldó un proceso de intervención “sin expropiación” de la cerealera Vicentín, reveló el viernes a la noche el gobernador Omar Perotti, tras reunirse con el presidente Alberto Fernández en la Residencia de Olivos. En declaraciones del sábado a la mañana el gobernador de Santa Fe dijo que la propuesta para Vicentin se enmarca “en una opción para rescatar la empresa” y transformarla en una compañía “mixta”, adoptando una herramienta “diferente a la expropiación”.

El gobernador santafesino le presentó a Fernández un proyecto mediante el cual la provincia, a través de la Inspección de Personas Jurídicas (IPJ), solicitará a la justicia que interviene en el concurso de acreedores, la “conformación de un Órgano de Intervención” durante todo el plazo que se extienda el proceso judicial y que no contempla una instancia de expropiación. Se trata, dijo el mandatario provincial, de una “alternativa superadora” a la propuesta que el gobierno nacional dispuso mediante el DNU 552, ya que si bien prevé una intervención en la conducción de la cerealera no contempla la alternativa expropiatoria con la cual se pensaba avanzar mediante su análisis en el Congreso, el punto más resistido desde distintos sectores empresariales.

En una entrevista radial aseguró que espera que el juez “admita nuestra presentación, que tiene todos los fundamentos para hacerlo”, y destacó que las tres personas propuestas para intervenir –entre ellos Gabriel Delgado– “son los designados administradores para rápidamente comenzar el vínculo con los trabajadores, los acreedores y los pequeños productores, que están a la espera de soluciones”. 

Según la propuesta, que Perotti aseguró fue “consensuada con el presiente”, el nuevo órgano de conducción debería estar integrado por los dos interventores por parte del Poder Ejecutivo, Roberto Gabriel Delgado y Luciano Zarich, y sumaría a Alejandro Alberto Bento, por la provincia.

También podés leer Un juzgado ordenó que los interventores en Vicentín sean meros veedores

Sobre el alcance de la intervención, el proyecto expone que “se trata de asumir las funciones de administración y representación, desplazando al directorio”. Esta posibilidad que acercó el gobernador santafesino ya se venía trabajando en los últimos días, aunque se dio a conocer pocas horas después de que el juez de primera instancia en lo Civil y Comercial de la ciudad santafesina de Reconquista, Fabián Lorenzini, restituyera la administración de la empresa Vicentín SAIC a sus directivos por un plazo de 60 días, y otorgara el rol de veedores a los interventores designados por el Ejecutivo.

En declaraciones posteriores a C5N, Perotti aseguró que el presidente “acompaña” su propuesta porque “su mayor deseo es que la empresa sea rescatada y quede en manos de los argentinos”. El gobernador además manifestó su deseo de que la Justicia resuelva “en el menor tiempo posible”, para que Santa Fe pueda poner “manos a la obra dentro del concurso, en resguardo de los intereses legítimos de los trabajadores, acreedores, pequeños y medianos productores, la provincia de Santa Fe”.