El gobierno de María Eugenia Vidal convocó nuevamente mañana por la tarde a representantes de los gremios docentes bonaerenses para continuar con las negociaciones ante en el inminente inicio de las clases previsto para el próximo lunes.

Durante la última reunión que mantuvieron los funcionarios y los gremios no se llegó a un acuerdo por la actualización del salario docente ya que la provincia de Buenos Aires se mantuvo rígida en su postura de no ofrecer más de un 18% de aumento.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Mientras María Eugenia Vidal trata de forzar a los docentes para que se ciñan a la inflación proyectada en el presupuesto y dejen de lado lo perdido en 2016, los gremios buscan la recomposición de lo perdido y además actualizar el salario en base a una inflación proyectada de 25 puntos.

Más allá de los acuerdos locales, ante la falta de la convocatoria de una paritaria nacional, los sindicatos nacionales convocaron a un paro de 48 horas para el 6 y el 7 de marzo.

Al respecto, María Laura Torre, secretaria Gremial de Suteba, señaló: “Todo el mundo habla de educación y el ministro no aparece. Implosionan la paritaria y ponen el peligro el comienzo de clases”.

Ante los cuestionamientos de la supuesta politización de la medida Torre aclaró: “Dicen eso porque no pueden explicar porque el ministro no convoca a paritarias”.