Este año, debido a las condiciones que impone la pandemia, el Festival para las Infancias será virtual. Incluye tres obras de títeres que luego de su estreno permanecen 24 horas en www.alternativateatral.com

Estas obras son Montaña hoguera, que se estrena hoy, viernes 23 de julio a las 16 y está realizada por el grupo Caminantes del Universo. La función se repite el 31 de agosto y el 15 de agosto a la misma hora; Lo que esconden los libros, a cargo del Grupo Tándem Teatro y Casa de Los días, las funciones son el 24 de julio y el 1 y el 14 de agosto a las 16 y Música, Maestro!, a cargo del Grupo Kukla, las funciones son el : 25 y 30/07 de julio, a las 16 y el 15 de agosto a las 10.  

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Los talleres online son gratuitos y se agrupan bajo el nombre Crear un mundo en 5 pasos. En ellos se enseña cada una de las técnicas utilizadas (Títeres chinos, Pop- up y Teatro Negro) y se muestran los pasos de construcción.

Antoaneta Madjarova, responsable del Festival, forma parte de la Dirección General del Centro  Cultural de la Cooperación (CCC). Es, además, codirectora de los departamentos de Arte de la institución y coordina el área de Títeres y Espectáculos para las Infancias y el programa Arte en la Escuela a través del cual, antes de la pandemia, recibía en el CCC, dos veces por semana, a escuelas de capital y de provincia, lo que totalizaba 22.000 chicos por año, para los que se realizaban funciones de títeres.

En el marco del Festival, Tiempo Argentino dialogó con ella sobre el arte milenario de los títeres y las obras producidas en el CCC.

-¿Cuál es la relación que los chicos establecen con los títeres?

-Es un vínculo muy importante porque los muñecos están siempre en sus vidas, habitan en sus dormitoriso, se duermen con ellos, de modo que la relación es muy fuerte y comienza a una edad muy temprana. Creo que la mejor manera de que un chico se forme como espectador es a través del teatro de títeres. Si el espectáculo infantil está bien hecho, vemos chicos de 13 y 14 años que se interesan en él. Además hay distintos formatos, es  una cuestión de lenguaje y de puesta en escena.  En el Centro hay un grupo que trabaja para los más chiquitos y otro, como Kukla, en el que me incluyo,  que lo hace para un público más amplio. Obras como Música, Maestro!, una de las que vamos a presentar está dirigida a todo público. Es la historia de la música, por lo que la puede ver perfectamente un chico de 14 años y aprender mucho sobre compositores y estilos musicales de diferentes países.

-¿La palabra kukla tiene algún sentido especial?

-Tanto en griego como en búlgaro quiere decir títere.  

Aunque en los últimos años esto ha cambiado mucho, aún hay quien cree que el títere es un hermano menor del teatro. ¿Cuál es su importancia como género teatral?

-Sí, es cierto, en general suele enfocarse el teatro para las infancias desde esa óptica, cosa que a mí me disgusta por completo porque dediqué toda mi vida a eso y me parece sumamente importante que los chicos empiecen de manera temprana a tener contacto con el teatro, el cine, la música, en fin, con todas las artes. Desde el área de Infancias del Centro pensamos que hay que darles distintos estímulos a los niños para que ellos mismos puedan ser creadores.. Es importante que estén en contacto con la actividad artística como espectadores y como creadores. En lo se refiere al teatro de muñecos, los títeres tienen una larguísima trayectoria. Es un arte milenario del que ni siquiera se sabe bien en qué momento del desarrollo de la humanidad apareció, de cuándo son los primeros datos que registran su existencia en India, en la isla de Java o en Bali en Indonesia, donde se desarrollaban con ellos espectáculos para adultos larguísimos de teatro de sombras. Eran unas figuras planas de cuero, caladas, que se proyectaban a través de pantallas.  Con el correr de los siglos este arte se fue desarrollando de manera diferente en los distintos continentes y alcanza un enorme desarrollo en los países europeos. Esto implica la necesidad de formar titiriteros que es una especialidad. Nuestra formación tiene que ver con lo actoral, pero tiene también elementos específicos del teatro de títeres que la diferencian de la formación de un actor. Nosotros tenemos en las manos un instrumento que es el títere y nos expresamos a través de él. También lo hacemos a través de nuestro cuerpo, pero nuestro mayor instrumento es el muñeco, el objeto.

-Entiendo que esa formación es muy exigente. ¿Es así?

-Sí. La necesidad de desarrollo y producción en las décadas del 50, 60 y 70 del siglo pasado determinó que hubiera escuelas y carreras universitarias de formación en teatro de títeres. Esto sucede en Rusia, en Checoslovaquia, en Bulgaria, en Yugoeslavia, en Rumania, en Alemania, en Francia. El título que otorgan esas escuelas  es el de actor-titiritero o actriz-titiritera. En ese momento se formaron muchos artistas en este arte y comenzó la experimentación, la innovación. Hubo  un gran creador ruso, por ejemplo,  que es Sergei Obrazov y que tuvo mucha influencia con su teatro. Visitó la Argentina en los años ochenta.

-¿Cómo te formaste vos en el arte de los títeres?

-Yo soy búlgara y en la Bulgaria entre los años 70 y 75 comenzaron a salir los primeros egresados de la Universidad de Teatro y Cine con formación titiritera. Antes de este momento, egresaban como actores que a veces hacían títeres. En Rusia, gracias a Obrazov, se fundó la Escuela de Formación de Titiriteros. El Teatro Central de Moscú está destinado específicamente a los títeres. Yo tuve la suerte de salir de gira desde el teatro de Bulgaria en que trabajaba y visitar varias veces el teatro de Moscú de Obrazov que es realmente una maravilla.

-¿El teatro sigue funcionando luego de su muerte?

-Sí, sigue intacto y es una atracción turística muy interesante porque no solo tiene repertorio para chicos y para adultos, sino también un museo del títere en donde hay muñecos de todo el mundo. La cantidad es tan grande que nunca se pueden exponer todos juntos, sino que se  exponen por partes. Todo el material se conserva en unas suerte de jaulas enormes, cerradas y con una temperatura determinada. En el mismo teatro, que cuando vivía Obrazov tenía casi cien actores en el elenco estable, funcionan también los talleres de producción.

También en el CCC se dictarán también talleres de títeres online que coinciden con las vacaciones de invierno. ¿En qué consisten?

-Me pareció interesante que los talleres acompañen a las obras que se presentan, es decir que cada uno se dedique a las técnicas que se utilizan en las obras. El que se relaciona con Música, maestro, tiene que ver con el teatro negro, qué es, qué luz se utiliza, cómo se usan los colores fluorescentes, cómo se hacen los trucos, cómo se produce la magia.

-¿Cuánto duran estos talleres?

-Entre 20 y 30 minutos. También hay un taller de pop up, que es teatro de papel y  que tiene que ver con la obra Lo que esconden los libros,  Otro taller se inscribe en la tradición de los títeres chinos y está referido a la obra Montaña hoguera dirigida por Nacho Huang. Son títeres de guante, y cuando los personajes luchan ente sí, los titiriteros los tiran y los vuelven a calzar en el aire, algo muy atractivo que requiere un entrenamiento muy especial. Los talleres ya se lanzaron y nos pareció interesante que a través de ellos se genere interés en el público infantil y en la familia para ver las obras. Creo que es importante que la obra artística se pueda acompañar de algo más didáctico, aunque la palabra didáctico no me gusta mucho, pero lo cierto es que los talleres abren la cocina de cada una de las técnicas y permiten que los chicos experimenten con ellas para hacer sus propios títeres en su casa y jugar con ellos.

-¿Las obras que se presentan son del CCC?

– Sì, las tres obras que se presentan son del repertorio del CCC donde siempre apuntamos a la calidad de lo que programamos no solo en los espectáculos infantiles, sino en el teatro en general, en la música y en la danza.  Nuestro objetivo es siempre lograr y mantener la calidad artística. Si bien lo presencial es muy importante, lo interesante de la virtualidad es que podemos llegar a todo el país. En febrero tuvimos una cartelera virtual y se vendieron entradas incluso fuera del país. Los formatos de streaming amplían el público de manera significativa.

Funciones: viernes, sábados y domingos Entradas para las obras disponibles en www.alternativateatral.com

Talleres gratuitos on-line: en www.alternativateatral.com y en www.florealweb.tv