El director de cine David “Coco” Blaustein falleció este lunes a los 68 años en una clínica porteña, cinco días después de haber sufrido un accidente cerebro vascular (ACV). Según explicó la jefa de prensa de sus películas, Bucky Butcovic, el miércoles pasado fue encontrado en la productora El Zafra tras haber sufrido un ACV, tras lo cual fue internado y, pese a mostrar una mejoría, hoy falleció.

En su carrera dejó películas emblemáticas como Cazadores de Utopías; Botín de guerra; Hacer Patria; Porotos de soja, codirigido con Osvaldo Daicich, y Fragmentos Rebelados, donde aborda la vida del cineasta argentino desaparecido Enrique Juárez.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

A lo largo de su extensa carrera, en la que también ofició de productor y guionista, Blaustein supo utilizar el lenguaje y los recursos del género documental para ponerlos al servicio del uso de la memoria para recuperar luchas emblemáticas.

“La memoria es pertinente por muchísimas razones. En primer lugar por una cuestión ética y moral hacia los compañeros que ya no están; en mi caso personal son muchos y los tengo presentes. También es pertinente la memoria para que no se repitan; hoy las Fuerzas Armadas no están en condiciones de amenazar la democracia, pero también es pertinente para que la democracia permita seguir juzgando la violencia institucional”, había dicho Blaustein en una entrevista.