“Ante los graves incumplimientos y políticas aplicadas que tornan un futuro incierto para el sector aéreo degradando la seguridad operativa, poniendo en riesgo a los usuarios y los trabajadores, como así también comprometiendo la fuente laboral y las condiciones básicas de los aeronáuticos, los gremios unidos damos inicio a un Plan de Lucha en pos de la regularización de esta situación, e informamos el cese de actividades del sector para el viernes 13 de julio de 2018”, advierte el comunicado firmado por siete sindicatos que intervienen en la actividad aeronáutica.

De esta forma, el primer fin de semana de las vacaciones de invierno no habrá vuelos, ya que el paro es para el viernes 13, pero afectará también la actividad del sábado 14, producto de los atrasos que se generen el día anterior.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Desde los Gremios Aeronáuticos Unidos hemos elevado formalmente y en múltiples oportunidades los distintos requerimientos y observaciones al respecto del sector en pos de corregir y/o revertir todo aquello que pudiera interferir en desmedro de los intereses de los Trabajadores Aeronáuticos”, explica el comunicado y agrega: “Lamentablemente, desde el Ministerio de Transporte han hecho oídos sordos a los reclamos elevados, y por el contrario, han decidido dar por tierra con todos los compromisos asumidos en su oportunidad”.

Entre esos compromisos, se encuentran: “Banda tarifaria”; “Achicamiento de grupo de bandera – Falta de un plan de empresa pública”; “Ingreso de empresas bajo convenio colectivo de la actividad”; “Exigir a las empresas extranjeras que realicen inversiones en las filiales nacionales”; “Respetar la reciprocidad en los acuerdos bilaterales”; “Modificación de la normativa aeronáutica y degradación de la seguridad operacional”, y “Liberalización de los servicios”.

Según coincidieron distintos medios, la medida afectará a unos 650 vuelos y 83 mil pasajeros. El Gobierno tendrá tiempo hasta el 13 para sentarse a negociar con los gremios y lograr una salida que no afecte a los pasajeros.

El comunicado fue firmado por la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA – nuclea a los pilotos de Aerolíneas Argentinas, Latam y Andes), la Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA – pilotos de Austral), la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA – mecánicos), la Asociación del Personal Aeronáutico (APA – personal de tierra), la Unión del Personal Superior y Profesional de Empresas Aerocomerciales (UPSA – jerárquicos), la Asociación Técnicos y Empleados de Protección y Seguridad a la Aeronavegación (ATEPSA – Latam) y la Asociación de Tripulantes de Cabina de Pasajeros de Empresas Aerocomerciales (ATCPEA – personal de a bordo). El único gremio que no se plegó fue la Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA).