La calificadora de riesgo Standard & Poor’s consideró este jueves que la deuda soberana argentina, tanto en moneda local como en divisas, se encuentra en “default selectivo” un día después de que el gobierno nacional anunciara que postergará de manera unilateral el pago de deudas por un monto superior a los 6 billones de pesos, el equivalente a un tercio del Producto Interno Bruto argentino.

“Tras la continua incapacidad para colocar papeles a corto plazo con participantes del mercado del sector privado, el gobierno argentino extendió unilateralmente el vencimiento de todos los papeles a corto plazo el 28 de agosto «, dijo la firma de calificación en un comunicado. «Esto constituye incumplimiento bajo nuestros criterios».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El gobierno pospondrá el pago de U$S 7 mil millones en deuda colocada en letras de corto plazo que está en poder de inversores institucionales. Además, buscará la «modificación voluntaria» de otros U$S 50 mil millones de deuda –también en manos privadas- a más largo plazo. También comenzará las conversaciones sobre los reembolsos de U$S 44 mil millones que recibió del Fondo Monetario.

Dado que los nuevos términos para la deuda a corto plazo entraron en vigencia de inmediato, S&P consideró que hay incumplimiento y bajará la calificación crediticia soberana a largo plazo de Argentina de B- a CCC- el 30 de agosto.